Después de haber hecho una visita por las quejas que se recibieron de la comunidad por los fuertes olores que expedía la chimenea del horno crematorio del Cementerio Universal, los responsables quedaron en arreglar el problema, aseguró el director de Barranquilla Verde, Henry Cáceres.

El funcionario distrital explicó que su entidad recibió quejas de la ciudadanía sobre el mal funcionamiento del horno, expandiendo fuerte olores.

“Junto con la Policía Ambiental hicimos una visita y se comprometieron a arreglarlo, pero ahora no sirve”, manifestó Cáceres.

Explicó que la entidad le comunicó que habían comprado los repuesto para dejarlo al día pero lamentablemente terminó sacando la mano.

Cáceres aseguró que están atendiendo la demanda de cremación con otros cementerios con los que tienen convenios para suplir la demanda que por estos días se están dando.

HL

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios