Acopi pide ayuda al Gobierno para que se puedan renegociar contratos de arrendamiento

 
En la emergencia sanitaria y durante el tiempo que dure la misma Acopi propone que se levante el carácter de orden público que se le aplica a los contratos de arriendo y que ello permita a las partes hacer acuerdos.
Además pide que se dé aplicación al Artículo 871 del Código de Comercio que establece el principio de buena fe y por el cual: “los contratos deberán celebrarse y ejecutarse de buena fe y, en consecuencia, obligarán no sólo a lo pactado expresamente en ellos, sino a todo lo que corresponda a la naturaleza de estos, según la ley, la costumbre o la equidad natural”.
“La norma transcrita señala que la relación contractual debe sujetarse a la equidad natural, equidad que fue afectada por la declaratoria de cuarentena que obligó al cierre de un sinnúmero de empresas, paralizando sus actividades y en consecuencia su liquidez, sin considerar que pese a no estar operando deben continuar pagando el canon de arriendo de un inmueble que es improductivo”, indicó Rosmery Quintero Castro, presidente de Acopi.
Las peticiones que la agremiación dirige a la Asesora de Mejora Regulatoria Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, Catalina Lasso Ruales, surgen de un sondeo que se realizó y que da cuenta que el 63% de las empresas ha sufrido reducción superior al 80% de sus ventas en el mes de abril de 2020 con respecto al mismo mes de 2019; y el 17% tuvo disminución de entre el 50% y el 80%.
Del total de empresas encuestadas sólo el 38% ha logrado una negociación con los arrendadores, mientras que el 62% aún no ha logrado un acuerdo.
Los valores promedios de pago de arriendos mensuales son: Menor o igual a 1 millón (15%), mayor a 1 y menor o igual 5 millones (57%), mayor a 5 y menor o igual 10 millones (12%), mayor a 10 y menor o igual a 50 millones (13%), mayor a 50 millones (3%).
La vigencia de los contratos de arrendamientos es: menos de 1 año (1%), entre 1 y 5 años (60%), entre 6 y 10 años (15%), entre 11 y 15 años (13%), mayor a 15 años (10%).
En cuanto a la vigencia de la relación comercial se encontró que en el 60% de los casos los contratos de arrendamiento tienen entre 1 y 5 años, en el 15% tienen entre 6 y 10 años, en el 13% entre 11 y 15 años y en el 10% tiene 16 años o más.
“Nuestra solicitud se basa en el resultado que arrojó nuestro sondeo, donde en el 88% de los casos los contratos de arrendamiento tienen una vigencia de 1 a 15 años; resaltando que un 10% ha mantenido relaciones comerciales por más de 15 años”, dice Quintero.
Considera Acopi ante la coyuntura, que se deben adoptar medidas tendientes a restablecer el equilibro que existía al tiempo de la celebración del contrato, cuando la situación era totalmente diferente a la actual, donde más del 50% de las ventas en el 80% de las empresas han caído, resultados que se deben en gran parte a que el en su mayoría son empresas de comercio y servicios no esenciales durante la emergencia.
“Buscamos que el arrendatario afectado pueda solicitar la renegociación de las obligaciones contractuales que se ajuste a las nuevas condiciones y que el arrendador este obligado a concertar, es decir que se establezca la posibilidad de reducción de los cánones de arriendo como medida de alivio a los arrendatarios cuyas actividades se encuentra paralizadas, y en caso que las partes no lleguen a un acuerdo se permita la posibilidad de entregar el inmueble sin pago de indemnización por entrega anticipada”, indica la carta que Acopi dirige al Gobierno.
Cabe señalar que según una encuesta de Fedelonjas, en abril no se pagó 49% de los arriendos comerciales en todo el país, debido a la afectación que ha tenido el sector empresarial por el cierre de establecimientos debido a la pandemia del covid-19.
HL
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: