La Superintendencia de Industria y Comercio, en su rol de autoridad nacional de protección al consumidor, expidió la circular externa 004 en la cual se exhorta a los alcaldes distritales y municipales para que en el territorio de su jurisdicción, adelanten acciones de inspección y vigilancia respecto de la actividad desplegada por los productores y proveedores, para determinar si los mismos podrían estar vulnerando los derechos de los consumidores.
“Al evidenciarse que la alerta mundial generada por esta pandemia ha desatado, de una parte, compras inusuales y excesivas por parte de los consumidores, y de otra, el comportamiento inescrupuloso e ilegal de algunos productores o comercializadores de bienes y servicios, se hace imperativo que todas las alcaldías distritales y municipales que cuentan con funciones de inspección, vigilancia y control en materia de protección al consumidor se articulen con la Superintendencia de Industria y Comercio, con el propósito de garantizar la protección de los derechos de todos los consumidores”, indica la comunicación.
En el documento se le pide a las administraciones locales que en sus visitas verifiquen que no se estén cometiendo conductas tales como el acaparamiento, las ventas atadas, la publicidad engañosa y la información engañosa, y se les hacen algunas recomendaciones de información que se debe recolectar durante las inspecciones. Las autoridades locales deberán entregar un informe a la Superindustria, a la mayor brevedad, donde den cuenta de los aspectos verificados, junto con la información recopilada.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: