La Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif, realizó unos cálculos del impacto que tienen las medidas de aislamiento que han surgido a raíz de la propagación del coronavirus sobre los ingresos de los hogares colombianos.
Para ello la Institución dividió la población de menos vulnerable a más vulnerable, siendo los menos vulnerables los trabajadores por cuenta propia que están en sectores bastante afectados como el pequeño comercio, como los restaurantes y vendedores de la calle. Después en el siguiente sector que se suma son los trabajadores que son asalariados pero que son informales es decir que no tienen un trabajo formal dentro de la empresa o el negocio en el que trabajan, ejemplo de estos son vendedores de algunos negocios, almacenes, meseros de restaurantes pequeños, mensajeros. Después la Anif considera como un grupo más vulnerable a los empleadores es decir a los que tienen su negocio y también a las personas que tienen un trabajo formal en empresas medianas.
“Fuimos haciendo un recuento de cuánto pierden estos hogares dado que los primeros que dejan de percibir sus ingresos son los más vulnerables es decir los informales y así sucesivamente”, explicó Mauricio Santamaría, presidente de la Anif.
El resultado muestra cifras desalentadoras. Según los cálculos, hasta final de abril, son cerca de 6 billones de pesos que pierden los trabajadores menos vulnerables. Anota la Anif que unos 6.7 millones de trabajadores tienen un ingreso promedio mensual de $691.000, y son precisamente ellos quienes dejaron de recibir un ingreso desde que comenzó el aislamiento obligatorio en la última semana de marzo.
Santamaría, precisó que si se alarga el aislamiento hasta final de mayo este número se convierte en 9 billones de pesos, al entrar el segundo grupo menos vulnerable.
“Y finalmente terminaríamos hasta junio con una pérdida total de 27 billones de pesos, es decir 2 puntos y medio del PIB en ingresos perdidos de los hogares”, aseguró el ejecutivo.
Agregó que “Aquí no estamos hablando de pérdidas de utilidades de las empresas en el sector financiero ni nada de lo que se piensa, sino de los hogares, de las personas menos vulnerables… este es un tema importante estamos hablando de pérdidas del orden de los 27 billones de pesos que es imposible recuperar después y que al Gobierno le queda muy difícil financiarlos durante un largo tiempo”.
#DIARIOLALIBERTAD
dawad

Comenta aquí: