Jugadores de Primera y Segunda División del balompié ibérico estiman, en relación con la crisis sanitaria por el coronavirus, que «la primera preocupación es la mejora de la salud y que la competición no debe reanudar hasta que se pronuncie las autoridades sanitarias.
En un comunicado difundido por la Asociación de Futbolistas Españoles después de las reuniones mantenidas con capitanes y representantes de las primeros equipos de los clubes de Primera y Segunda División, los futbolistas repiten que que el calendario de competición «queda supeditado a las decisiones de las autoridades sanitarias”
Con relación a los ERTES, los futbolistas estiman «extraño que desde LaLiga apoye los mismos, teniendo en cuenta que el control económico, y la bien saneada economía predicada desde la patronal, en relación a los clubes, no ha supuesto un colchón para una situación temporal de dos meses, siendo conscientes de que la competición ha sido suspendida y no cancelada».
«Y teniendo en cuenta», adicionan, «que los propios clubes y los jugadores individualmente están llegando a acuerdos en lo que se refiere a los salarios. Lo que no vamos a hacer los futbolistas es que se dejen de garantizar nuestros derechos laborales».
Por último, dejan claro que «la vuelta a la competición no debe hacerse sin una decisión expresa de las autoridades, pues no se trata del futbolista, sino de todo su entorno. Y en este sentido, si tenemos que llevar a cabo una iniciativa en el Congreso de los Diputados, lo haremos. La salud debe ser cosa de todos».
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: