En las últimas horas se registraron aglomeraciones en Makro de la avenida del Ferrocarril en la ciudad de Santa Marta, aún con autoridades presentes, al parecer a la administración de la ciudad se les ha salido de las manos el control de los ciudadanos, que de forma inconsciente se exponen al peligro por contagio de coronavirus al realizar las filas para reclamar ‘Bonos Solidarios’, incluso asistentes debido a la congestión de personal se han desmayado.

Debido a esto, la alcaldesa Virna Johnson tomó la determinación de suspender por el momento la entrega de bonos en ese sector.

 

 

La opinión pública indica que al parecer la administración, no cuenta con personal capacitado para gestionar una verdadera logística que evite que casos como el que se presentó en Makro ocurran. En ese sentido, es imprescindible que la alcaldesa Virna Johnson tome medidas al respecto y organice un plan de control que le permita organizar un sistema de bonos de forma correcta, que minimice el riesgo en el que se encuentran los samarios por la falta de distanciamiento social.

Desde el último reporte del Instituto Nacional de Salud (ISN), Santa Marta registró un drástico aumento de contagios, que pasó de 74 a 89, sumado a dos casos más en Ciénaga, para un total de 110 casos de coronavirus en el departamento del Magdalena.

“Vemos cómo en la gráfica se han presentado el total de casos registrados en la ciudad de Santa Marta, de izquierda a derecha: fallecidos (9), casos graves (3), casos leves (68) y casos moderados (9), para un total de 89 reportes positivos por Covid-19 según los datos brindados por el Instituto Nacional de Salud”.

 

Frente a este panorama, surge la necesidad de revisar el por qué se ha presentado un apresurado avance de la propagación del virus en la población samaria, debido a la falta de muestras realizadas en la ciudad. Así las cosas, era de esperarse que el Magdalena volviera a alcanzar al departamento del Atlántico, que actualmente registra unos 115 casos, siendo la región con mayor cantidad de reportes de diagnósticos en el país.

Cientos de habitantes se sienten inestables frente al mal manejo de la alcaldesa Virna Johnson, con respecto la logística de la entrega de ayudas humanitarias en la ciudad a las familias vulnerables.

Muchas son las ocasiones en las que se ha provocado aglomeraciones de los ciudadanos que, al parecer, desconocen toda norma de distanciamiento social y los protocolos necesarios para evitar la propagación del Covid-19.

Uno de estos casos de acoplamiento de ciudadanos fue el que se presentó este martes, 21 de abril, entre el supermercado Makro y Jamar en la avenida del Ferrocarril, donde se podía observar cómo una cantidad considerable de personas realizaba la fila para acceder al beneficio del ‘Bono Solidario’ y reclamar compras que hacen parte de las ayudas entregadas por la Alcaldía durante la cuarentena por la pandemia.

Por otro lado, cabe mencionar el error en la distribución de las cédulas de los días sábados donde prácticamente todos los habitantes de Santa Marta podían salir a las calles, en consecuencia, las cifras lo dicen todo, al mostrar cómo la curva de contagios del departamento, se elevó por los cielos con un total de 15 casos reportados en tan solo 24 horas en la ciudad.

Lo anterior se debe a la necesidad de establecer medidas previsivas que requieren de un análisis de la situación actual de Santa Marta, el comportamiento de la población y el papel que deben ejercer las entidades de control, para poder orillar a la comunidad a un camino seguro, donde puedan acatar las normas para así generar un cambio y por qué no, la disminución de casos reportados en el departamento.

Pero esto solo se puede lograr por medio de un trabajo conjunto, donde los medios de comunicación también juegan un papel importante, para que la comunidad tenga conocimiento de la situación y se genere concientización frente a una problemática, que ha paralizado al planeta entero a causa de la pandemia debilitando los sistemas económicos, sociales y de salud.

#DIARIOLALIBERTAD

Y.A.

Comentarios