Sociedad de Ingenieros del Atlántico pide inclusión del tramo Malambo-Soledad en Autopistas del Caribe

Según gremio, sería profunda miopía excluir el citado tramo de la APP, con profundas repercusiones sociales, económicas y ambientales.
En carta enviada a la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, Manuel Felipe Gutiérrez, la Sociedad de Ingenieros del Atlántico, SIA, pide que se incluya el tramo Malambo-Soledad en la nueva asociación de iniciativa privada Concesión Vial Autopistas del Caribe Corredor de carga Cartagena-Barranquilla.
Indica la SIA que la ANI anunció su intención de adjudicar este contrato al originador Estructura Plural Autopistas del Caribe conformada por KMA Construcciones S.A., Obresca S.A.S., y Ortiz Construcciones y Proyectos S.A, cuyo objeto es: – Desarrollar los estudios, diseños, construcción, operación, mantenimiento, gestión social, predial y ambiental del proyecto de Concesión Vial Autopistas del Caribe, Corredor de Carga Cartagena-Barranquilla.
Según el análisis técnico realizado por los expertos de la Comisión de Vías, Transporte y Pavimentos de la SIA, correspondiente al Apéndice Técnico y demás documentos disponibles, resulta particularmente preocupante que en la Nota 3 del numeral 2.2, en el cual se definen los tramos viales que hacen parte del proyecto, se diga que “El tramo Aeropuerto – Intersección SAO (Barranquilla), no hace parte de del Contrato”. Este importante tramo, que corresponde a la Ruta 25 tramo 16, vía Nacional, que en la actualidad hace parte de la Concesión Ruta Caribe, que se ha incorporado al nuevo proceso, se excluye específicamente en esta ocasión.
“En nuestro concepto, la no inclusión de los 5.4 km de vía nacional desde la entrada al aeropuerto Ernesto Cortissoz hasta el puente con la Avenida Circunvalar es un absoluto despropósito técnico con profundas repercusiones sociales, económicas y ambientales en el Área Metropolitana de Barranquilla”, precisa el gremio en la misiva.
La Asociación hace referencia a un estudio realizado por la Universidad del Norte en el año 2016, y que fue socializado en diversas instancias y ante diferentes autoridades del orden distrital, departamental y nacional, que indica que el tránsito promedio diario (TPD) en el corredor varía entre 40.000 y 70.000 vehículos al día. De acuerdo con los aforos oficiales del Instituto Nacional de Vías, en el año 2018, la estación 1175, el TPD (excluyendo motocicletas) fue de 44.973 vehículos/día, de los cuales el 71% eran automóviles, el 14% buses y el 15% camiones. “Sin duda, es uno de los tramos de vía nacional de mayor tránsito en todo el país, superando ampliamente todos los tramos de vía nacional en los departamentos de Atlántico y Bolívar y toda la región Caribe, donde se encuentran las vías involucradas en la APP que nos ocupa”, anota el gremio.
En el diagnóstico y la propuesta realizada por el centro de estudios, que la Sociedad de Ingenieros del Atlántico respalda por su rigurosidad técnica, se describen con claridad los problemas operacionales del tramo: alta accidentalidad, congestión, deficiente nivel de servicios derivados de una geometría insuficiente para alojar los flujos. Se trata de un tramo de vía que no tiene facilidades para peatones, ni ciclistas, con intersecciones conflictivas que no permiten una circulación segura y eficiente, exacerbando las externalidades asociadas a desplazarse por ella.
Agrega el gremio, que por otra parte, es una vía estratégica dado que no solo se constituye en la comunicación con los municipios localizados en la banda oriental del Departamento del Atlántico, sino que, al hacer parte de la Troncal de Occidente, permite comunicar con los departamentos de Bolívar, Sucre, Córdoba, Antioquia, eje cafetero, Valle y la región Pacífica. Por otra parte, en la zona de influencia de este tramo, se encuentra una zona industrial consolidada que genera una gran cantidad de empleos y contribuye significativamente al producto interno bruto del departamento.
Las intervenciones
Indica la SIA que “en el estudio se describen las intervenciones que se deben hacer, las cuales, por cierto, fueron consideradas por los originadores en su propuesta inicial y que inexplicablemente no fueron incluidas en la iniciativa de APP sobre la cual discutimos. Tales intervenciones implican ampliación de la calzada a 4 carriles por sentido, construcción de andenes, pasos peatonales, ciclovías y soluciones a desnivel en algunas intersecciones. El presupuesto estimado de las intervenciones fue calculado en 276 mil millones de pesos. Además se demostró que se trataba de un proyecto altamente rentable desde el punto de vista social”, dice la carta.
La carta firmada por Alberto Pedroza Goenaga, Presidente de la Sociedad de Ingenieros del Atlántico, concluye que “ante la contundencia de los argumentos técnicos anteriores, resulta inadmisible, y de una profunda miopía excluir el citado tramo de la APP. Desde nuestra perspectiva, los intereses y necesidades de la comunidad deben estar por encima de otras consideraciones. Será un pésimo precedente en la gestión de la ANI, firmar y seguir con la APP tal como está actualmente planteada. Será responsabilidad de su administración el enorme perjuicio que se causaría a la región al dejar desfinanciada la intervención y mantenimiento de un tramo de vía tan importante”.
Puntualiza en que “Como ingenieros nos sumamos al clamor de gremios y autoridades locales que han alzado su protesta por lo que consideramos un atropello y un adefesio a la buena ingeniería. Esperamos que su administración reconsidere los términos bajo los cuales se firmaría la APP y que consecuentemente, sea incluido el tramo Aeropuerto- Puente INEM entre los alcances del contrato”.
#DIARIOLALIBERTAD
dawad

Comenta aquí: