El bullying es el nombre que se le da a cualquier tipo de maltrato, ya sea físico, psicológico o verbal, del cual es víctima con constancia un niño o niña por parte de sus compañeros o cualquier miembro de la sociedad, quienes suelen arremeter contra otros de forma agresiva y cruel con el único objetivo de someter y atemorizar, en la mayoría de los casos los victimarios pretenden destruir y a la vez satisfacer la necesidad de hacer sentir menos a otra persona. El bullying incluye una continua y repetitiva serie de agresiones y burlas que pueden llegar a convertirse para el afectado en situaciones realmente aterradoras.

El chico (a) que practica el bullying busca imponerse por encima del otro por medio de golpes, groserías y conminación, para mantener de esta forma a la víctima bajo su yugo durante largas temporadas. Este tipo de acciones crean en el afectado sentimientos de miedo, zozobra y terror, mismos que si no son descubiertos a tiempo y tratados pueden causar situaciones lamentables, expresó la psicóloga Julieth Becerra, en dialogo con Diario LA LIBERTAD.

De acuerdo con muchos psicólogos infantiles, varios son los componentes claves en este tipo de conducta, entre esos se encuentran:

1:En todos los casos hay de por medio una actitud descontroladamente agresiva por parte del victimario.

2:El maltrato ya sea físico o verbal ejercido por el victimario siempre es realizado con el objetivo de dañar al otro.

3: En la mayoría de los casos el acosador hace creer a la víctima que tiene el control de la situación por lo que hay un actitud de subordinación.

Tipos de bullying:

Este comportamiento tiene varios tipos, todos generados por causas distintas.

-Bullying Verbal: Este es el tipo de bullying más común sobre todo en instituciones educativas, en este el victimario ejerce el maltrato por medio de insultos, sobrenombres, y frases que pueden llegar a estar relacionadas con el color de piel, características físicas, religión e incluso orientación sexual e identidad de género.

-Bullying físico: Es un tipo de abuso en que se da con contacto físico, es decir se desarrolla en situaciones en las que se incluyen patadas, empujones y peleas, este es considerado el segundo tipo de acoso más común y el más peligroso, ya que el agresor pone en riesgo la vida de la víctima, sin embargo este tipo de maltrato es quizás el más fácil de detectar por parte de los padres, puesto que deja huellas como heridas y golpes en el cuerpo, es por esto que como adulto responsable debe estar pendiente si su hijo llegase a mostrar este tipo de características.

-Bullying sexual: El bullying sexual es común sobre todo en la población de adolescentes y en el básicamente el acosador intimida a su víctima por medio de expresiones y frases con un sentido sexual y hostigante. Las personas que reciben este tipo de agresión son intimidadas con el objetivo de ser humilladas o ridiculizadas a través de gestos, bromas, u ofertas inapropiadas. En muchas de las ocasiones el agresor no ejerce este tipo de bullying por obtener satisfacción a nivel sexual, sino para ejercer poder y control sobre otro.

-Bullying social: También conocido como acoso escolar, esta es una forma común de violencia en donde un grupo de niños tratan de alguna u otra forma de excluir a un niño o niña, en esta forma de agresión indirecta, no existen los insultos y mucho menos los golpes, ya que todo se hace cuando la víctima no está presente. Quienes sufren de este tipo de bullying normalmente no lo dicen y los adultos suelen no percatarse ya que los niños no lo manifiestan en su totalidad.

-Bullying cibernético: Este tipo de acoso se genera a través de las diferentes plataformas digitales como redes sociales, correos electrónicos y teléfonos, en los que el acosador puede hacerse pasar por la víctima por medio de chats, enviar mensajes anónimos e incluso crearse perfiles falsos para intimidar al afectado.

Causas del bullying:

Las causas del bullying son distintas en cada caso, aunque la mayoría de veces existen características que coinciden en los casos algunas de ellas por ejemplo, que el victimario suele ser una persona despiadada y que muy pocas cosas pueden llegar a conmoverla. Algunos estudios realizados han demostrado que muchas de las actitudes del agresor tienen como génesis su infancia, como haber sido víctima de actos violentos o ser testigo de situaciones en donde alguien muy cercano se expresara con este tipo de conductas agresivas.

Síntomas del Bullying:

Algunos comportamientos y actitudes, pueden dar aviso oportuno de que su hijo está sufriendo cualquier tipo de bullying:

-Rehusarse a asistir al colegio.

-Expresar sus emociones de forma extrema.

-Encontrarse siempre prevenido.

– Presentar episodios frecuentes de ansiedad y depresión.

-No compartir con la familia en las reuniones sociales.

-Dificultad para establecer lazos de amistad.

-Manifestar que tiene problemas para conciliar el sueño.

-Presentar problemas para poder realizar una actividad que requiera de mucha concentración.

¿Como prevenir el bullying?

Lo primero es conocer a las personas que están en el entorno en donde su hijo frecuenta, es decir sus amigos del colegio y del barrio, saber cómo es su comportamiento fuera de casa y en otros escenarios, cómo trata a sus compañeros, y cómo es su desenvolvimiento en entornos distintos al hogar, es indispensable preguntar con frecuencia a los docentes sobre el desarrollo de los pequeños en clases, qué tanto se concentran y cómo es su capacidad para la resolución de conflictos. En la mayoría de los casos los pequeños no se atreven a contar que son víctimas de bullying ya que no sienten confianza con sus padres y piensan que al confesarles la situación que viven van a ser regañados o castigados, por eso es importante hacerles saber que pueden contar con ellos en todo momento y que independientemente de la situación allí estarán para apoyarlos y ayudarles a solucionar cualquier situación.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios