*Piden ayuda al Gobierno Nacional y departamental.

 

Sin producción y paralizados totalmente se encuentra el gremio de confeccionistas del municipio de Juan de Acosta, ante la situación económica desalentadora que atraviesa el país por la pandemia del Covid-19.

Alrededor de 10 mil familias viven de la confección en sus talleres y casas, es la labor más común en el ente territorial para colocar el pan de cada día en la mesa, puesto que el periodo de cuarentena ha sido una temporada fatal para no recibir ingresos diarios.“Hemos subsistido por los ahorros que teníamos, pero ya no contamos con un solo peso ni materiales, porque no estamos generando confecciones”, así lo indicó Fabián Arteta, vocero de los confeccionistas de Juan de Acosta.

Los confeccionistas piden ser escuchados por el Gobierno Nacional y departamental para la búsqueda de soluciones o el aporte de algún tipo de ayuda con el fin de producir.

“Este es un pueblo de casi 20 mil habitantes, la mayoría de los hogares viven de la confección, es muy preocupante la calamidad que estamos viviendo, por lo cual nuestro gremio estaría dejando de percibir cerca de $1000 millones”, afirmó Arteta.

De igual manera, “le hacemos un llamado a la Gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera,
para que nos tenga en cuenta y nos ayude con cualquier pedido que quiera realizar la Gobernación como ayuda para nuestro el sustento de nuestras familias”, señaló el vocero del sector de confeccionistas.

Hasta el momento, los artistas de la costura han podido concretar algunos pedidos de tapabocas e insumos médicos, a través de entrevistas en las cuales han sido contactados, Sin embargo, no es suficiente para el diario de muchas familias.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios