Pacientes renales de unidades de Murillo y la Cordialidad denuncian falta de atención y desorganización

 
Familiares de pacientes renales que son atendidos en las unidades RTS y Fresenius, ubicadas en la calle Murillo con carrera 10 y en la Cordialidad con carrera 18, denuncian públicamente ante la Secretaría de Salud del Distrito y Departamento, el desorden y la falta de organización que se evidencian en estas unidades.
Según los denunciantes y tal como lo registra este video, no permiten que los pacientes con insuficiencia renal que son dializados en dichas unidades, ingresen y sean recibidos en las salas de espera, con la excusa de evitar aglomeración en ellas y evitar el contagio del COVID – 19 o Coranavirus, dado que en cada turno se acopian aproximadamente 60 personas, lo cual está prohibido.
Plantean los denunciantes, que si esa es la verdadera razón, ¿no consideran que teniéndolos afuera los exponen más al contagio?, ya que para nadie es un secreto que estos pacientes teniendo sus problemas renales, sus organismos tienen bajas defensas y como se ve en el video, no cuentan con las mínimas normas de prevención y control.
En consecuencia, los pacientes y familiares renales les proponen a estas unidades que porque no habilitan parte de las instalaciones y los dispersan en pequeños grupos y en diferentes espacios, porque en el interior existe mayor seguridad para ellos.
Por su parte el secretario de Salud del distrito, Humberto Mendoza, aseguró a la periodista Ruth Góngora, cuya padre es una de las personas afectadas por esta situación, que están tratando de identificar este tipo de inconsistencias para controlarlas y lograr que se corrijan.
Sostuvo el funcionario que la oficina de garantías hará la revisión de estas denuncias y con base en estas, se aperturará la investigación para meter en cintura a estas IPS que no realicen una buena presentación del servicio, teniendo en cuenta las medidas preventivas a tomar por la contingencia de la pandemia.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: