Entre las balas y el COVID19

240

A la peligrosa lentitud con que el presidente Duque decidió cerrar el aeropuerto El Dorado y a la timidez para decretar la cuarentena general hasta el próximo lunes 13 de abril, sumamos hoy la gran presión que recibe por un lado de los gremios económicos para que la levante este lunes entrante, so pretexto de reactivar la economía, ante lo cual Duque ha ido sigilosamente preparando a la gente para un eventual levantamiento de dicha cuarentena, para complacer a quienes lo sentaron en el Solio de Bolívar, por lo que gran parte del pueblo colombiano, de las personas que no desean un desenlace similar al de Italia, España o Estados Unidos, ruegan para que no vaya incurrir en la monstruosa irresponsabilidad, de encender la máquina de hacer dinero de sus patrocinadores, sobre los cadáveres de quienes ponen a funcionar esa máquina, que son los que morirán, porque Sarmiento Angulo, Ardila Lule, los Gilinski, Uribe y el mismo Duque, se quedarán en sus casas bien resguardados.
En lugar de haber tomado “prestados” atrevidamente a través de un oscuro y repentino decreto No. 444 los billonarios ahorros de fondos de pensiones de entidades territoriales, para entregarlos a bancos privados y que estos los devuelvan en el año 2040, 20 años amasando y multiplicando esa montaña de dinero, para que a su vez lo vuelvan a prestar a personas o pequeñas y medianas empresas con intereses de usura, en una estrategia inservible, porque la gente no quiere más créditos, es otro cobra diario o gota a gota elegante, refinado, que no toma cualquier Old Par sino Blue Label; la gente no quiere endeudarse más, necesita que durante toda la cuarentena, el estado asuma el mínimo vital en su totalidad, eso es lo que debió sugerirle el genio que gerencia esta crisis, Luis Eduardo Plata, canalizar esa plata por el Banco Agrario, o crear un Banco de Guerra estatal, pero no, como siempre buscando intermediarios que se queden con los intereses y las comisiones, solo falta que el Banco de la República sea vendido al Grupo Aval.
Colombia tiene que hacer como en Estados Unidos, un Shut Down cerrando durante la cuarentena las oficinas estatales que no estén en función de controlar la pandemia, tenía que tomar ese dinero y entregarlo para pagar sueldos durante 90 días, especialmente para los independientes y para los informales que superan el 50% de los trabajadores en Colombia y así garantizar una cuarentena efectiva que ponga el tatequieto final a los riesgos de este virus, irrigando la economía de esta manera apoyando la producción de alimentos, a través de una demanda poder de compra.
Por el otro lado se rinde Duque ante la demencial presión de los buitres del Centro Democrático, que lo azuzan para que entren portaaviones y corbetas misileras norteamericanas, por el Rio Magdalena, por el Canal del Dique, hasta por el Río Bogotá para invadir Venezuela, muestran constantemente videos con maniobras y shows de aviones, helicópteros y tropa camuflada en pie de guerra, invocando patriotismo, calificándolos de héroes, sin haber hecho el primer disparo, a no ser contra personas protegidas, como en el caso del ex Farc Dimar Torres, no puede Duque acompañar ciegamente a Trump en esta locura, porque el combate no será en Miami, ni en Times Square o en Las Vegas, las bombas caerán en la Séptima con Jiménez, en el Puente Pumarejo, o en Bocagrande. Duque tu problema es evitar que el COVID19 mate más colombianos, no cometas el error de tu padre cuando no quiso decretar la emergencia ni permitió evacuar Armero, y la avalancha dejó 22.000 muertos, si tu imagen está por debajo del 30%, no dejes que llegue a negativo.
@ALvaronavspere
[email protected]

Comentarios