Salida de sus casillas, una joven mujer se fue lanza en ristre contra unos agentes de la policía que la sancionaron con un comparendo en una estación de buses en Bogotá.

La mujer que les gritaba improperios porque le habían impuesto un comparendo sin aparente razón alguna, explicaba que ella les había mostrado su carné, su cédula, y sus elementos de protección contra el COVID-19, y aún así la sancionan.

Decía la mujer, en medio de la ira que la invadía, que era una trabajadora de la salud, que no era una delincuente y argumentaba que en otros portales que entran delincuentes no les piden documentos y ella que los presentó todos, la castigan con uno.

Mientras vociferaba y lanzaba ofensas contra los uniformados, de un momento a otro atacó al agente que en ese momento estaba haciéndole el comparendo, por lo que de inmediato fue reducida y controlada.

A la joven le fueron amarradas su manos, mientras seguía gritándoles palabras fuertes y les advertía que la llevaran para donde quisiera.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios