Él, Don Eusebio tenía 65, ella, Doña Leonor tenía 67. Eran padres de cinco hijos a los cuales aún a algunos de ellos mantenían. Estaban enfermos, él del corazón, ella de diabetes e hipertensión.

Vivían en Villapinzón, una población entre las montañas de Cundinamarca. Sin embargo el virus les afectó después de haber estado en una reunión, a principios de marzo, con gente que llegó desde Bogotá a su municipio a unas fiestas.

En ese momento todavía no se había decretado la cuarentena que la alcaldesa Claudia López alcanzó a implementar hasta el 20 de marzo.

Sospechan de que el virus pudo haber sido llevado desde Bogotá pero aún no hay un rasgo epidemiológico claro.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios