Celebramos de manera entusiasta los últimos tres positivos anuncios hechos por la gobernadora Elsa Noguera de la Espriella, con relación al sector salud en el Departamento, justo en medio de esta compleja e inédita situación generada por la pandemia del coronavirus, la cual se ha convertido en un verdadero desafío para los gobernantes del planeta.
Cabe destacar que estos logros los ha obtenido por su visión asertiva y emprendedora, donde enmarca el verdadero concepto de su política integral.

El primer hecho positivo, es sin lugar a dudas que el Laboratorio de Salud Pública Departamental, luego de someterse a las validaciones y capacitaciones ante el Instituto Nacional de Salud, ya está habilitado para procesar inicialmente 150 pruebas diarias de Covid-19, cuyos resultados serán entregados en 24 horas. Eso quiere decir que ya no tendrán que enviarse las pruebas a Bogotá y las entidades de salud contarán con un mayor y oportuno apoyo al momento de verificar la condición de los pacientes y tomar decisiones frente a sus tratamientos.

La segunda noticia positiva, es que, gracias al indiscutible liderazgo de la mandataria de los atlanticenses, hoy los trabajadores del sector salud del Departamento están al día con sus salarios y podrán entregar todo su esfuerzo y dedicación a la atención de los pacientes, sin tener que preocuparse por los inconvenientes económicos propios de quienes no reciben su sueldo de manera puntual. Gran tranquilidad para este valioso recurso humano, pero sobre todo, oportuna respuesta de la Administración Departamental.

Pero, como si todo lo anterior fuera poco, no podemos perder de vista, que el empeño de la gobernadora Elsa Noguera por mejorar la atención de los habitantes del Departamento en tiempos de pandemia, tiene en la reapertura del Hospital Cari un eje fundamental para la adecuada prestación de servicios de unidad de cuidados intensivos, muy demandados por el 5 por ciento de los contagiados por Covid-19, que terminan padeciendo complicaciones en su salud que los llevan a un estado crítico.

El Cari estará listo este 8 de abril y contará con 272 nuevas camas, 64 de ellas en una moderna unidad de cuidados intensivos y las 208 restantes para hospitalización, las cuales serán vitales para garantizar la atención de las personas que requieran hospitalización durante la etapa más fuerte de contagio del coronavirus.
Hacer toda esta gestión y entregar resultados efectivos en solo 100 días de gobierno, solo es posible hacerlo si existe voluntad política, capacidad de gestión, liderazgo, talante, pero sobre todo si no se le entrega la Secretaría de Salud a los
oportunistas apostadores de campañas políticas, quienes desembolsan grandes sumas de dinero para financiar las candidaturas y luego cuando el mandatario llegue, le exigen que le entreguen la dependencia para recuperar el dinero invertido y lucrarse con los millonarios contratos que allí se generan. Eso pasó muy recientemente y por eso la situación del sector salud del departamento hasta el 31 de diciembre de 2019 fue una caótica, por decir lo menos.

En hora buena para el Departamento saber que el liderazgo de la gobernadora Elsa Noguera es prenda de garantía para enfrentar un reto sin precedentes en la historia de la humanidad. Pero, también es un gran ejemplo del manejo eficiente que se le debe dar al sector público, sin armar “muñecos”, “cruces”, y llenar de burocracia ociosa a dependencias cuya principal misión es salvar vidas y garantizar el trato humano y digno.

Que buena señal le envía al Atlántico la gobernadora y cuan tranquilos nos deja con sus acciones alejadas de la guachafita y anarquía que reinaron durante el periodo pasado en la Secretaría de Salud, donde las decisiones se tomaban con base en los caprichos, histerias y volubles estados de ánimo de un energúmeno y millonario apostador de las campañas políticas, contando siempre con el silencio cómplice y casi autista de un gobernador al que la salud le parecía asunto de poca monta.
Gobernadora Elsa Noguera, no bajemos nunca este ritmo de trabajo comprometido, eficiente y abnegado por la gente más pobre del Atlántico. Sigamos tomando decisiones saludables.

Comentarios