El avión privado de los Patriots de Nueva Inglaterra volvía a Boston después de ir a la China por una carga de más de 1 millón de máscaras protectoras para el personal sanitario que combate contra el coronavirus.

Por lo tanto, el gobernador de Massachusetts Charlie Baker recaudó las máscaras de fabricantes chinos, sin embargo, no tenía la manera de trasladarlas a Estados Unidos, según informó el diario The Wall Street Journal.Fue cuando el dueño de los Patriots Robert Kraft operó para colaborar.

“En el mundo actual, los que somos afortunados de marcar una diferencia tiene una responsabilidad de hacerlo con todos los recursos que tenemos a la mano”, manifestó Kraft al Journal.

El avión, un Boeing 767 pintado con los colores y logo del equipo, traslada al equipo para sus partidos de la NFL.

“Gracias a un trabajo muy serio, Massachusetts recibirá más de 1 millón de máscaras N95 para los que están en la primera trinchera”, tuiteó el dirigente republicano este jueves. “Muchas gracias a los Krafts y varios socios por hacerlo posible.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios