El Papa ha decidido posponer la tradicional colecta de dinero para los cristianos de Tierra Santa hasta septiembre para que no se vea afectada por la situación de emergencia sanitaria y económica que ha provocado la pandemia de coronavirus.

En un comunicado del Vaticano, se ha informado de que el Pontífice ha decidido trasladarla este año al domingo 13 de septiembre, víspera de la Exaltación de la Sta Cruz.

La colecta por Tierra Santa se celebra normalmente en viernes Santo, en todas las iglesias del mundo, según la voluntad de Pablo VI.

El Prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, el cardenal Leonardo Sandri, hizo hincapié este año en la importancia de que los católicos sean “solidarios”.

“Tierra Santa es el lugar físico en el que Jesús ha vivido esta agonía y este sufrimiento transformándolos en acción redentora gracias a un amor infinito”, señaló el cardenal Sandri en una carta firmada el pasado 26 de febrero de 2020, Miércoles de Ceniza.

La tradición de la colecta comenzó en 1974, en vísperas del Jubileo y en pleno clima de la renovación postconciliar de la Iglesia, cuando el Papa Pablo VI invitó a los católicos de todo el mundo a ofrecer una ayuda concreta a las iglesias de esta región tan azotada, con su Exhortación Apostólica Nobis in ánimo.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios