El Ministro de finanzas del estado alemán de Hesse, Thomas Schäfer, se suicidó luego de conocer las proyecciones de la crisis económica y la magnitud de la respuesta estatal requerida frente a la problemática mundial que por cuenta de la pandemia por coronavirus deben enfrentar, esto, según investigación inicial.
Las autoridades investigan el fallecimiento de Thomas Schäfer, titular de Finanzas del estado de Hesse, como un posible suicidio

Thomas Schäfer, el ministro de finanzas del estado alemán de Hesse

Thomas Schäfer, el ministro de finanzas del estado alemán de Hesse, se habría suicidado después de estar “profundamente preocupado” por cómo hacer frente a las consecuencias económicas del coronavirus, dijo el domingo el primer ministro del estado, Volker Bouffier.
Schäfer, de 54 años, fue encontrado muerto cerca de una vía de tren el sábado. La oficina de la fiscalía de Wiesbaden dijo que creen que murió por suicidio. “Estamos en shock, estamos incrédulos y sobre todo estamos inmensamente tristes”, dijo Bouffier en una declaración grabada.
Hesse es la capital financiera de Alemania, Frankfurt, donde tienen su sede los principales prestamistas como el Deutsche Bank y el Commerzbank. El Banco Central Europeo también tiene su sede en Frankfurt.
Un Bouffier visiblemente agitado recordó que Schäfer, que fue el jefe de finanzas de Hesse durante 10 años, había estado trabajando “día y noche” para ayudar a las empresas y a los trabajadores a hacer frente a las repercusiones económicas de la pandemia.
“Hoy tenemos que suponer que estaba profundamente preocupado”, dijo Bouffier, aliado cercano de la canciller Angela Merkel. “Es precisamente en estos tiempos difíciles cuando hubiéramos necesitado a alguien como él”, añadió.
Popular y respetado, Schäfer había sido considerado durante mucho tiempo como un posible sucesor de Bouffier. Al igual que Bouffier, Schaefer pertenecía al partido de centro-derecha de la CDU de Merkel.
Las cifras de la pandemia en Alemania
El número de casos de coronavirus en Alemania ha aumentado en 3.965 en las últimas horas en todo el país, que rebasa ya los 50.000 contagios -un total de 52.547- y arroja un balance de 389 fallecidos, según cifras oficiales publicadas el sábado por el Instituto Robert Koch, el centro de control y enfermedades infecciosas del país.
En comparación, este pasado sábado Alemania registró 6.294 casos nuevos desde el viernes (un número considerablemente superior al de este domingo), unos 48.500 contagios y un total de 325 víctimas mortales, según la misma fuente.
Los estados de Baviera (12.881 casos), Renania del Norte-Westfalia (11.400 casos) y Baden-Württemberg (9.794) son los más afectados por la enfermedad. Este último se convirtió este sábado en el primer estado que supera el centenar de fallecidos. Ahora, se le ha sumado Baviera, a la cabeza ya en número de muertos, con 107.
La canciller alemana, Angela Merkel, ha pedido este sábado a los ciudadanos que hagan un ejercicio de paciencia a la hora de lidiar con la epidemia de coronavirus al tiempo que ha avisado de que no relajará la cuarentena en vigor a tenor del aumento del número de casos en las últimas horas. El ser humano “se centra en el contacto y la cercanía, y me alegra decir que volveremos a experimentar pronto esa sensación”, ha señalado Merkel, bajo cuarentena en su domicilio por un posible contacto de coronavirus.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: