Wilson Javier Jirado Barrios murió como consecuencia de las heridas de bala que le propinó un policía en confusos hechos, cuando un grupo de uniformados realizaba un procedimiento el domingo a las cinco de la tarde en el sector de la calle 76 con carrera 11, barrio 7 de Abril.
Versiones preliminares dadas a conocer por la institución indican que el uniformado que neutralizó al joven de 21 años, lo hizo al defenderse de un ataque con un arma cortopuzante por parte de Jirado.
Familiares del hoy occiso que se encontraban a las afueras de Medicina Legal, le entregaron una versión totalmente diferente al diario LA LIBERTAD, donde enfatizaron que el mencionado joven no era ningún delincuente, inclusive que no tenía ninguna clase de anotación judicial que pudiera poner en duda su comportamiento.

Familiares de la víctima a las afueras de Medicina Legal.

Versión de la Policía
Una vez conocido el incidente donde perdió la vida Wilson Javier Jirado Barrios, las autoridades dieron a conocer que se había tratado del registro de una asonada contra una patrulla de la Policía que estaba llevando a cabo en la mencionada dirección un procedimiento.
“Hechos presentados según información suministrada por los policiales, llegaron de apoyo al procedimiento policial, donde se generó una asonada en contra de una patrulla, el hoy occiso, quien participaba en la asonada, desenfunda un arma blanca, lesiona al policial y este en una rápida y oportuna reacción desenfunda su arma de dotación, y lo impacta, causándole las heridas. Ambos son trasladados de manera inmediata a los centros de salud mencionados”, señala parte del comunicado de las autoridades.
En medio de los confusos hechos el uniformado recibió dos heridas con arma blanca a la altura del tórax anterior. Fue llevado a la Clínica de la Policía, donde recibe atención médica.
Por su parte, de Jirado Barrios informaron que había recibido dos balazos en el tórax posterior, siendo trasladado al Paso Santa María, donde falleció cuando recibía atención médica.
Habla la familia
Orlando Téllez, padrastro de Wilson Javier Jirado Barrios, se encontraba ayer en Medicina Legal junto a otros dos familiares del muchacho muerto.
Negaron la versión dada a conocer por las autoridades sobre las circunstancias en que se presentaron los hechos y que terminaron con la muerte de su ser querido.
“Todo lo que se ha dicho es falso. Primero que todo mi hijo, lo consideraba así porque lo crié desde muy niño, no era ningún delincuente como lo han tratado. Él era una muchacho trabajador que se ganaba la vida en oficios varios y nunca tuvo líos con las autoridades. Yo vivo en la misma cuadra donde vivía Wilson con su mujer a quien dejó en embarazo. A la hora de los hechos cada quien estaba en su casa cumpliendo la cuarentena. El sector estaba muy tranquilo. De un momento a otro comenzamos a escuchar una bulla. Era una patrulla de la Policía que estaba persiguiendo a un ratero. Ese tipo viendo que estaban a punto de ser capturado entró a la casa de mi hijastro hasta donde llegaron los policías con mucha violencia emprendiéndola contra Wilson y su mujer, a quien empujaron cuando trataban de capturar al ratero. Al darme cuenta de lo que sucedía en casa de Wilson me fui hasta allá y al verlo me lo llevé para mi casa mientras hablaba con los policías que todavía estaban muy altaneros. Justo en ese momento uno de los policías me pegó en la cabeza hasta el punto que casi pierdo el conocimiento. Cuando Wilson se enteró de lo que me estaba pasando salió de mi casa y fue a ayudarme. Luego pasó todo. Debo aclarar que mi hijastro lo que hizo fue por defenderme y no merecía que lo mataran. No era ningún delincuente. Nunca atacó la patrulla de policía y mucho menos participó en una asonada”, narró el familiar quien dijo que el uniformado herido no es el mismo que el que disparó contra la humanidad del joven de 21 años.
El hecho está siendo investigado por las autoridades competentes.

Comenta aquí: