La economía mundial que venía ya en una desaceleración desde el último trimestre del año 2019 y se había previsto que en el 2020 tuviera un crecimiento del 2.5% en lo transcurrido desde el mes diciembre, momentos empezó el virus que se vino a conocer  en el mes de febrero en la ciudad de Wuhan, China.
El impacto que ha tenido la economía mundial ha sido grande debido a la pandemia. En un principio, las proyecciones que se hicieron eran para crecer este año al 1% y a la medida en que avanza el virus y no se pueda retener, eso significa que las actividades productivas se están paralizando, especialmente las que tienen que ver con el sector servicio, que es de los sectores de la economía que más aportan al producto interno bruto de cada país.
Todo lo anterior nos llevaría a entrar en una recesión económica a causa de la crisis que se está presentando debido a la pandemia por Covid-19 lo que trae como consecuencias ciertas problemáticas sociales como; el desempleo, la desvalorización de las empresas, y como una consecuencia psicológica como la depresión económica.
Al no contar con los recursos necesarios, se prevé que la sociedad en búsqueda se subsanar sus necesidades, recurran a medidas extremas para poder llevar un poco de comida a sus hogares como saqueos, manifestaciones y demás que ya se han venido presentando en algunas partes del mundo y en diferentes zonas de Colombia.
Para Colombia el panorama no es alentador ya que el sistema económico del país gira entorno al precio del petroleo que hasta el momento se encuentra por debajo de los 25 dólares, cuando se había proyectado en 65 dólares el barril, es decir que hay una diferencia de 40 dólares, en consecuencia, el país dejará de recibir 12 billones de pesos de la parte fiscal lo que agrava la aún más el déficit fiscal.
Debido a eso y a otras crisis que enfrenta la economía colombiana, el gobierno debe replantear el presupuesto general de la nación y el de los distintos departamentos, ciudades y municipios para poder sobrellevar la situación priorizando a la población, su alimentación e  invertir los recursos en la salud,  que es lo que prima en estos momentos.
El llamado es a tomar la decisión de acabar los privilegios y hacer una restructuración económica en los diversos sectores productivos del país para poder enfrentar la pandemia y mejorar la realidad de los colombianos y su calidad de vida económica.
#DIARIOLALIBERTAD
 

Comenta aquí: