El deportista colombiano insignias del tiro, Bernardo Tobar, es uno de los deportistas que vive tiempos difíciles en Sao Paulo, Brasil, ciudad en la que vive su cuarentena, al regresar de Europa, después de una concentración con el equipo de Brasil, que se canceló debido a la pandemia del coronavirus
Es importante decir que Tobar estaba en Polonia preparando a sus deportistas a la expectativa de competir en una Copa Mundo de Tiro en India, cuando las estrictas medidas para prevenir la propagación del virus fueron instauradas.
“Estoy bien, hasta el momento. Estoy bien de salud. Estoy en una cuarentena voluntaria, porque en Brasil no es obligatoria. Me sometí porque estábamos en Polonia en una concentración con el equipo de tiro de Brasil como preparación para la Copa Mundo de India”, expresó Tobar.
“El día 14 de marzo nos tocó suspender la concentración y salir rápido de Polonia. El gobierno cerró las fronteras. Madrugamos al aeropuerto y nos dimos cuenta que los vuelos estaban cancelados. La Federación de Tiro de Brasil nos consiguió unos tiquetes de regreso por Alemania, pero teníamos que viajar, desplazarnos”. Amplió el deportista.
Bernardo Tobar y sus dirigidos contaron con algo de suerte en su viaje pues el estratega del equipo de rifle de Polonia les dio la mano, los arribó hasta la frontera alemana.
“Ese día nos levantamos como a las 5 de la mañana y nos fuimos para la frontera. Llegamos y tomamos un tren que encontramos de pura coincidencia, llegamos a Alemania, hicimos el papeleo y viajamos a Sao Paulo”, contó el exdeportista de 69 años.
“Llegamos a Brasil y nos sometimos a la cuarentena, a pesar de que acá no es obligatoria, pues había que tomar precauciones. Uno no sabía si tenía el virus. Este martes terminamos con ese acuartelamiento”, dijo el colombiano que hizo parte de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984, Seúl 1988, Barcelona 1992 y Atlanta 1996.
“Soy un hombre de 69 años y hace 10 que sufro de hipertensión. Estoy medicado. En el momento que se me acabe el medicamento no es fácil conseguirlo acá en Brasil, pues me lo venden con autorización con el médico tratante y él está en Colombia”
“Frente a esto he estado averiguando y tengo que llamar al cónsul de Colombia a ver si de pronto hubiera una opción de viajar. Una autorización, no sé. Me comentaban que hay una compañía aérea, que hay un avión que vuela a Bogotá, pero no sé si es verdad”,
Tobar confiesa que siente miedo “No se puede jugar con la salud de uno ni con la de los demás. Son preocupaciones que entre más días pasan aumentan. Viendo todo lo que está pasando en Brasil y en el mundo, pues si nos tocó la hora, es mi modo de pensar, si es la hora de morirnos, pues que estemos juntos, en familia. Yo por acá en la quinta porra, lejos de mi señora, de mis hijos, de mis nietos, pues es más difícil”, señaló.
“Acá estoy solo. No tengo quién vea por mí. No tengo quién hable con un médico, que diga quién soy yo, cualquier cosa si llega a pasar algo. Es distinto si eso me pasa en Colombia, es muy distinto todo”, agregó.
De igual manera Tobar avisa que está preocupado por lo que se vive y que en Brasil debe haber otros ciudadanos colombianos en dramáticos momentos.
“No busco que con esto se haga algo extraordinario, pero es la preocupación que tengo, como todo ser humano quiero estar con mi familia en Colombia”, indicó.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: