Ni si quiera la declaratoria de emergencia sanitaria que obligó al aislamiento obligatorio en todo el país hace que la delincuencia común se detenga en el municipio de Fonseca.
Esta vez, el pasado martes fue blanco de los delincuentes la parcela ‘Campo Florido, ubicado en cercanías al poblado de Cardonal, zona rural de Fonseca, departamento de La Guajira.
Después de someter a varios cuidadores de la parcela, unos doce cuatreros procedieron a llevarse 400 gallinas ponedoras, una escopeta calibre 16, cinco chivos, entre ellos dos padrotes de raza, avaluados en dos millones de pesos.
Una vez los empleados se percataron del robo dieron aviso a los campesinos de fincas vecinas, quienes los ayudaron a salir de los cuartos donde los tenían amarrados y dieron aviso a las autoridades.
La Policía hizo presencia en el lugar de los hechos pero cuando llegó los bandidos se habían marchado de la parcela, por lo que adelanta patrullajes en la zona para dar con la captura de los responsables, que tienen azotado a las demás fincas del sector.
“Sustrajeron a los animales y luego se los llevaron en un carro”, detalló Santiago Pérez Mejía, propietario de la parcela.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: