La aparición del Covid-19 y su rápida dispersión a nivel global ha estado acompañada por una explosión de información en los medios y redes sociales, por el impacto en la economía y por las medidas que deben tomar los países para tratar de controlar la pandemia.
Para nadie es un secreto que el confinamiento puede crear ansiedad en las personas que lo viven por cuanto es difícil olvidarse de las actividades que existen por fuera de las cuatro paredes de su hogar, sin embargo, mantenerse en familia puede aliviar la situación. Por otro lado, no se debe olvidar a las personas que viven solas o lejos de sus seres queridos, a quienes no pueden tener cerca ni visitarlos como una medida preventiva para evitar el contagio y la propagación del coronavirus.
El equipo periodístico del Diario LA LIBERTAD habló con la psicóloga Samantha Orozco, quien manifestó que existen muchos factores que ayudarán a sortear la soledad en medio de este aislamiento obligatorio. “La soledad es un sentimiento que se dispara especialmente entre aquellas personas que permanecen aisladas sin contacto físico mientras están en cuarentena. La clave es aceptar esa soledad y saberla aceptar, teniendo en cuenta nuestro estado actual, sobre todo porque es un estado transitorio en el que tenemos que programarnos todos los días, intentar ser nosotros quienes marquemos el ritmo y no nuestro estado de ánimo. Hay que establecer una rutina diaria, segundo hago un plan de actividades diarios tratando de cumplirlas y para continuar, debe ser insistente y ponerle un límite al trabajo en casa, en caso de hacer teletrabajo. También puede hacer una lista con actividades de autocuidado, donde se verán beneficiados aspectos de su vida como la salud, sueño, ejercicio y hasta consentirse”, afirma Orozco.
La experta señala que los estados emocionales pueden llevar a que las personas traten de controlarlos o disminuirlos a través de ciertas acciones como consumo de alcohol y de sustancias psicoactivas, reacciones de violencia y agresión, aislamiento o autolesiones que, aunque pueden producir un alivio temporal, constituyen problemas que podrían ser mucho más complejos a largo plazo. También dice que no es estrictamente necesario estar junto a las personas con las que convivimos todo el tiempo, cada quien quiere sus espacios y privacidad porque es posible que se creen confrontaciones o algún tipo de fastidio entre los miembros de la familia.
En personas que viven solas se intensifica la sensación de soledad y se aumentan los pensamientos negativos repetitivos, por ello es necesario llevar “una buena meditación y espiritualidad, cuidado del entorno, como una excelente oportunidad para realizar cosas en casa que estaban pendientes y no había tiempo de realizarlas, como ordenar, desechar objetos, entre otras cosas. También, si está solo, no pierda el contacto con su familia y amigos cercanos, haga videollamadas para sentir que los tiene cerca y pase un buen rato. Escúchelos y comuníquese para mantenerse informado de cualquier situación”, explicó Samantha Orozco.
Las anteriores recomendaciones le pueden servir no solamente para enfrentar la crisis actual, sino para practicar distintas herramientas que puede seguir utilizando una vez se supere esta emergencia sanitaria y mejorar su bienestar, el de su familia y de la sociedad en general.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: