Virna Johnson debe sacar su casta de mujer y empoderarse como alcaldesa de Santa Marta

3182

La diputada Patricia Aaron cuestionó a la señora Johnson diciendo que debe mostrar su casta como mujer y asumir su liderazgo. Es algo que no se le nota a la mandataria, no es evidente”.

La ciudad de Santa Marta, aquejada desde hace décadas de toda clase de problemas de índole social y económica, vive hoy una situación difícil debido a la problemática sanitaria que enfrenta el país, lo cual deriva en otras circunstancias no menos preocupantes.

La falta de agua potable en una gran parte de la ciudad, problemas de saneamiento básico, desempleo e inseguridad, se han agudizado con motivo de la pandemia del coronavirus. La situación ha llevado a muchos habitantes de los sectores populares a solicitar la ayuda de la Alcaldía distrital, en cabeza de la señora Virna Johnson Salcedo, pero al parecer, la mandataria no ha podido con el compromiso, en un momento crítico para la capital del Magdalena.

Debido a que un elevado porcentaje de ciudadanos samarios hacen parte del ejército de trabajadores informales que existen en las más importantes ciudades capitales del país, mientras que otro tanto depende del turismo, se ha vuelto común, en los últimos días observar trapos rojos en ventanas y puertas de algunas viviendas de diferentes barrios de Santa Marta, porque alguien dijo que esa era la señal que identificaría las casas de las familias más vulnerables.

La curiosa situación se presenta en varios sectores como Juan XXIII, Once de Noviembre, El Pantano, Ondas del Caribe, El Oasis, San Martín, Villa Tabla, Ciudad Equidad, Nacho Vives, San Pablo, entre otros, donde dichas familias manifiestan que necesitan ayudas de forma urgente.

A todas estas, se preguntan periodistas, veedores y ciudadanos del común, ¿dónde están las ayudas que la Alcaldesa viene anunciando desde hace varios días? ¿A quiénes les han entregado ese alto número de mercados del que habla la señora Johnson?

El colocar los trapos o banderas de color rojo, no ha servido porque, según manifiestan los moradores de los mencionados sectores, por allí no han aparecido los funcionarios de los programas sociales de la Alcaldía y mucho menos la Alcaldesa.

Dicen algunos que son cercanos a la Administración, que ésta ya tiene una ruta establecida de priorización de sectores vulnerables para las entregas de las ayudas casa a casa. Pero lo que manifiestan otros, es que las dichosas ayudas han sido entregadas a familias que no tienen tanta urgencia de ayuda puesto que están en mejor situación. Lógicamente debió empezarse con quienes tienen mayor precariedad económica. En otras palabras, se han beneficiado personas y familias que podían soportar una mayor espera en cuanto a tiempo.

Ante tan injusto y deplorable comportamiento, ¿qué tiene que decir la Alcaldesa Virna Johnson de este secreto a voces que se escucha en toda Santa Marta?

Vale la pena anotar que en un comunicado, la Alcaldía distrital dijo: “La alcaldesa de Santa Marta, Virna Johnson, lidera desde el sábado la entrega de los primeros mercados solidarios a familias vulnerables durante la emergencia por coronavirus y el aislamiento preventivo. Llegarán a distintos barrios, casa a casa, para que puedan cuidarse y mitigar el riesgo de contagio del Covid-19”.

Agregaba el boletín que, “Varios ciudadanos de buen corazón han donado alimentos no perecederos, elementos de aseo y agua para seguir aumentando el número de beneficiados”.

Habla la diputada Patricia Aaron

Ante todo este panorama, la voz de la diputada Patricia Aaron, quien es la Presidenta de la Comisión de Salud de la Asamblea del Magdalena, se hizo sentir. Aaron es una líder que ejerce veeduría y control político en la capital samaria y en declaraciones a este medio informativo ha manifestado que, “después de hacer un análisis he llegado a la conclusión que a la Alcaldesa de los samarios acusa una falta de gestión, que se convierte en una falta de eficacia y de prontitud para la ejecución de las políticas distritales”, sostuvo la diputada.

Agregó que, “es necesario que Virna Johnson funcione como alcaldesa y no que parezca una secretaria más del despacho. Esa no es la mujer que nos puede representar en ese sentido. Yo todavía confío en que la alcaldesa de Santa Marta realmente represente a la mujer de este Distrito, a la mujer samaria, a la mujer que se pone los pantalones y las botas y sale a afrontar una situación que es difícil, porque para nadie es un secreto que esta es una situación difícil; pero definitivamente, las mujeres que luchamos con berraquera tenemos que sacar la casta para poder defender a nuestro distrito; para que haya agua en cada uno de los barrios; no es posible que todavía los samarios estén padeciendo y que llegue agua que no es potable, en algunas de las casas donde llega, porque en la mayoría de las viviendas del distrito no llega una gota de agua. Cómo nos vamos a lavar las manos los samarios si no tenemos agua; todo el mundo no tiene capacidad de comprar un carro tanque que vale 60 mil pesos cada semana, eso es imposible; hay mucha gente en los estratos 4 y 5 que hoy por hoy hasta su canasta familiar está en peligro porque son personas que viven el día a día, que tienen sus empresas y que hoy están cerradas; cómo es posible que no tengamos agua en Santa Marta y cómo es posible que la alcaldía de Santa Marta no le no le suministre el líquido a todos los barrios, porque eso no es una cuestión de estrato, es una cuestión de ciudad, un problema de ciudad”.

Insistió la diputada en que la Alcaldesa debe actúar consecuentemente. “Señora alcaldesa: le pedimos de corazón las mujeres líderes de Santa Marta, las que vemos en usted la representación de nuestro género, que saque la casta. Deje usted de recibir órdenes y más bien impártalas usted con organización, con el poder que tiene y qué le dieron todos los samarios con esa gran cantidad de votos que sacó en Santa Marta. Hoy usted es la alcaldesa de todo el distrito, de los que votaron y de los que no votaron por usted, de todos los sectores político; entonces la llamo por favor a la no polarización, sino por el contrario a aunar esfuerzos para poder salir adelante de esta crisis en la que vive toda la humanidad; así que, por supuesto cuenta usted con el apoyo de toda la ciudad de Santa Marta, pero que lleguen las ayudas, que lleguen a esas personas que tanto lo necesitan; que por favor ayudemos a la gente de la calle a esas familias vulnerables, a esas familias que no tienen agua y que por favor, la gente de Santa Marta cumpla con la cuarentena”, concluyó.

Las ayudas: ¿Dónde están? ¿A quiénes y dónde los entregaron?

Mientras llegan esas respuestas, si es que llegan, en los barrios Divino Niño, Luis R. Calvo, Chimila I y Chimila II, Los Fundadores, Altos de Bahía Concha, Invasión de Bahía Concha, Ondas del Caribe, Luis Carlos Galán, El Pantano Santa Fe, entre otros, y algunos sectores del barrio Bastidas, todos habitados por personas que viven del rebusque diario, como comerciantes informales, mototaxistas, conductores, pescadores, ciudadanos desempleados y muchos más, siguen esperando la mano protectora del Estado, representada en la Alcaldía, pero esta, igual que el agua en los grifos, aún no llega. En La Quemada y Zarabanda, una mujer cabeza de hogar y una adulta mayor se quejan de que no han recibido ayuda alguna. No tienen ni agua para lavarse las manos. Algunos les ofrecen motobombas para que puedan extraer el líquido, cobrándoles a 20 mil pesos la hora. Qué barbaridad.

Sobre los otros temas, enmarcados en las necesidades y dificultades que padecen los samarios, ni para qué hablar. El servicio de acueducto sigue siendo casi nulo y el saneamiento básico no existe en muchos sectores, la inseguridad y el desempleo siguen golpeando fuerte, los adultos mayores desamparados y mucho más.

Muchos samarios siguen esperando el auxilio de gente de buen corazón que pueda suministrarles algún tipo de donación. En WhatsApp y redes sociales han circulado cadenas invitando a las personas de buen corazón y holgura económica a ser solidarios con hogares que estén marcados con algún artículo rojo, porque la prenda indicaría que necesitan asistencia. Habitantes del barrio San Jorge, manifiestan que “esperan una gran ayuda de la Alcaldía o el Estado. Varios moradores de ese barrio son trabajadores informales y están con sus trapitos rojos esperando pronta ayuda, dicen que si no los mata el coronavirus lo mata el hambre”.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios