Puede sesionar el Congreso Virtualmente

111

Por Welfran Mendoza diputado Atlantico

Los decretos legislativos que expide el Gobierno durante el estado de emergencia tienen el poder de derogar y modificar la legislación preexistente en forma permanente, lo que no ocurre con el estado de conmoción interior, en el cual ésta solamente se suspende.
Ahora bien, el Congreso de la República puede reformar, adicionar o derogar los decretos legislativos durante el año siguiente a la declaratoria, si se trata de materias de iniciativa gubernamental. Pero si son materias de iniciativa del Congreso bien puede en cualquier momento (art.49 ibidem) ejercer tales atribuciones. Esa facultad de defensa de cualquier ley supone igualmente la facultad del gobierno de derogar cualquier ley aún orgánicas pues no de otra manera se comprende que se hubiera previsto esa facultad al congreso en todas las materias legislativas.

Así las cosas en este periodo excepcional, el Congreso continúa cumpliendo con sus funciones ordinarias, lo cual concuerda con el inciso 3o. del artículo 214 de la Carta, según el cual durante los estados de excepción no se suspende el normal funcionamiento de las distintas ramas del poder público.
Es decir que, si por ejemplo con el Decreto 491 de 2020 se modifica la ley 5 de 1992, bien puede el Congreso en sesiones especiales modificar, adicionar o derogar dicho decreto en cualquier momento pues esa materia no es de iniciativa gubernamental.

Ahora en lo que guarda relación con la controversia suscitada con la expedición del decreto 491 de 2020, debe entenderse que lo que ha establecido es la autorización para que el Congreso pueda sesionar de manera virtual y ello es jurídicamente posible precisamente porque, pese a no estar previsto en la ley 5 de 1992, ya existe una norma habilitante de carácter excepcional. Además, el artículo 140 de la Constitución Política autoriza al Congreso a reunirse en otros sitios en caso de perturbación del orden público y el art 12 del decreto 491 de 2020, que tiene fuerza legislativa, autorizó las “reuniones no presenciales de los órganos colegiados”, como el Congreso.

Comentarios