La central de abastos más grande de Sabanalarga, ubicada en el mercado nuevo del municipio ha recibido un duro golpe por cuenta de las leyes dispuestas por las autoridades en las que se prohíbe la apertura de los comercios en horarios específicos así como el cierre total en la atención al público los días sábados y domingos, días en que tiendas, restaurantes, amas de casa, casinos, etc., madrugan habitualmente para abastecerse.


La cadena de afectación desemboca en la pérdida de alimentos fundamentales de la canasta familiar como las verduras y frutas, las cuales se han deteriorado por los horarios los cuales afectan de manera directa el expendio.
Lo que muestran las imágenes son frutas y verduras dañadas porque no salieron al mercado en el momento en que cumplían su ciclo natural.
El sector de los comerciantes de verduras y frutas solicita a la administración municipal la modificación de los horarios para la venta de sus productos para así minimizar el impacto económico, manteniendo la intensidad horaria dispuesta en la norma pero que la hora de inicio de labores sea mas temprano, a las 5am y no a las 7am, teniendo en cuenta que el factor temperatura incide directamente en el estado de los productos./Opinoticias

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios