Se ha convertido en un verdadero problema el comportamiento de algunos extranjeros que no quieren acatar las disposiciones del Gobierno Nacional, a tal punto que se atreven a agredir a las autoridades colombianas.

Definitivamente el Gobierno y las autoridades policiales y migratorias deben tomar cartas al respecto y no permitir desde ningún punto de vista, este tipo de situaciones que ponen en riesgo nuestra estabilidad y soberanía.

Lo más sencillo es que quien no este en disposición de respetar las leyes y medidas que se adopten en Colombia, debe abandonar el país y habitar donde se les permitan comportamientos fuera del contexto de convivencia y no perturbar más este país.

Está claro, en las estadísticas que manejan las autoridades, el mayor numero de actos vandálicos, saqueos, robos, atracos y demás, la encabezan extranjeros que toman fuerza criminal en nuestra sociedad.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios