Dejó el fútbol y se puso la bata para combatir el coronavirus

521

 

Toni Dovale , exfutbolista español, dejó el deporte por un tiempo y ahora labora en una farmacia, donde aporta en la batalla contra el COVID-19.

Toni de 29 años y futbolista del Navy de la liga tailandesa, había regresado al país ibérico a finales del año pasado después de finalizar la temporada para pasar las Navidades con su familia en a Coruña, cuando le sorprendió el estallido de la pandemia

“Estaba prácticamente preparando las maletas para irme, y la cosa empezó a complicarse”, narró Dovale

Dovale que inició su carrera en el Celta de Vigo, donde disputó varias temporadas, relata como las medidas restrictivas implementadas por los distintos países con cuarentenas, confinamientos o la prohibición de desplazarse, le dejaron bloqueado en su Galicia natal.

Dovale había terminado su carrera de farmacia en el 2016, “pero como estaba jugando en Asia pues las prácticas que había que hacer no las podía hacer porque nunca estaba aquí el tiempo suficiente”.

Ahora, con el deporte mundial paralizado por la pandemia, este deportista no lo dudó: “el tema del fútbol se había parado y con la prohibición de viajar allí, me dije ‘pues aprovecho hago las prácticas y pongo mi granito de arena en esta situación'” especialmente difícil, explica Dovale.

El nuevo coronavirus está haciendo estragos en España, y dice que”Estamos en una situación que da mucho miedo, lo tenemos los profesionales que estamos trabajando con la gente y lo tiene la gente que viene a preguntarnos”, relata Dovale, que atiende al público en la farmacia familiar equipado sólo con guantes y sin perder la sonrisa.

“Sabemos que estamos expuestos, que es una pandemia y es una situación complicada, pero también creo que los momentos complicados son los que definen a las personas, y en mi caso creo que es el momento de dejar un poquito el miedo de lado y tratar de ayudar en lo que pueda”, agrega Dovale,

“Hay mucho desabastecimiento de todo y hace falta mucho trabajo para conseguir cosas tan simples como guantes, termómetros, paracetamol, geles”, aferra.

Dovale, que ha estado en equipos como el Leganés, el Rayo Vallecano, el Sporting Kansas City estadounidense o el East Bengal indio, entre otros, no pierde de vista que esta crisis pasará. “Ahora estoy como el resto de deportistas, entreno en mi casa a las 7 de la mañana, dando saltos por entre los muebles como quien dice, con el poco material que tengo disponible, con botellas de agua, con garrafas, con lo que puedo y luego me vengo a la farmacia”, relata este extremo derecho.

“Lo que me gustaría es que esto pasara lo más rápido posible y poder volver a jugar al fútbol”, expresa Dovale, que no oculta, no obstante, lo complicado del momento.

“Ahora mismo está todo en el aire, no se sabe cuándo se van a reanudar las competiciones allí (en Asia), cuando vamos a poder salir nosotros como europeos de nuestros países, es una situación de mucha incertidumbre, no sé cómo se va a arreglar”, asegura Dovale.

En contacto con compañeros, afirma que “en función del país de Asia donde estén, unos siguen en cuarentena confinados, otros ya pueden salir ligeramente a la calle, pero las ligas siguen paradas”.

Dovale piensa que todavía se va a tardar un tiempo en recobrar lo cotidiano, no obstante en su mente sólo hay un deseo: “Que esto acabe rápido y poder retomar mi rutina, mi normalidad que es jugar al fútbol”.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios