¿Apareció de manera “natural” en China?, ¿pasó de los animales al humano?, ¿muto de manera artificial o natural volviéndose dañino?, ¿fue impuesto de manera artificial y malévola por alguien con fines comerciales y de dominación?… y en fin …hay muchas preguntas que quedaran sin respuesta , o cuya respuesta amigo lector, tendrá Usted que imaginarla , teniendo presente siempre que el culpable mora, en los que se benefician con el hecho delictual o malévolo, “o con respuestas” sin soporte probatorio real alguno, pero, “lo que si es cierto, nos guste o no, es que nos llego el Covid-19 …el coronavirus” mis queridos lectores, y como tal estamos obligados “a tratarlo con el respeto que se merece” … señores, esto no es un juego, nos guste o no, ya es una realidad y por el bien de todos, acatemos las normas y recomendaciones establecidas de prevención, protección y cuidado emitidas por nuestras Autoridades; esto lo comento, porque, de no hacerlo por convencimiento y de manera voluntaria – como debe de ser, repito por el bien de todos -y por primar el interés general, ante el particular, nuestro Código Penal – Ley 599 del 2000 – lo persiguiera de manera inclemente ofreciendo las herramientas correctivas a nuestras Autoridades para que las utilicen con los que “no quieran dolosamente cumplir”, dando aplicación de los artículos 368 y 369 que a la letra expresan: articulo 368. Violacion de medidas sanitarias.  El que viole medida sanitaria adoptada por la autoridad competente para impedir la introducción o propagación de una epidemia, incurrirá en prisión de cuatro (4) a ocho (8) años. Artículo 369. Propagacion de epidemia.  El que propague epidemia, incurrirá en prisión de cuatro (4) a diez (10) años; como lo manifesté anteriormente el derecho de la mayoría prima ante el particular; nos encontramos ante una ya declarada Pandemia (del griego pandêmon, que significa primero el pueblo entero), la OMS – Organización Mundial de la Salud-, la define hoy como “la propagación de una nueva enfermedad”, antes la definía como “Infección por un agente infeccioso, simultánea en diferentes países, con una mortalidad significativa en relación a la proporción de la población infectada; si bien hay un problema colectivo, este debe ser tratado con la más absoluta seriedad y cordura, eliminado el “pánico y el terror” que lo propicia el no seguir las normas y procesos recomendados (los cuales no tratare en este articulo por ya ser de amplia divulgación)… la cura contra el pánico y el terror es seguir las recomendaciones. En relación con el virus de acuerdo con opiniones de profesionales lo catalogan como un virus asintomático (los portadores no presenta síntomas externos notorios durante semanas o meses, quiere esto decir que se ven sanos, pero están trasmitiendo el virus) y pareciera que la mutación del virus “buscara introducirse en todo el planeta sin hacer ruido ni estridencias”, afectando a los niños (los cuales se convierten en portadores propagadores, pero sin que a ellos se les desarrolle la enfermedad) extendiéndose de modo silencioso al inicio este comportamiento de la propagación del virus, “por demás, extremadamente curioso y raro” pareciera una mutación hecha (de manera premeditada y artificial) por “un ser perversamente inteligente” (con mentalidad agresivamente negativa)… se espera que esto no sea así, y que la mutación se haya dado de manera excepcional y fortuita; nos sorprende mucho las coincidencias de que en el mundo hay actualmente cuatro (4) focos originales y primarios de propagación a saber: Wuhan, Teherán, Milán y Madrid , curiosamente son las ciudades con mayor densidad de vuelos entre China , Oriente Medio y Europa.
* ABOGADO, egresado de la Universidad Rafael Núñez- Seccional Barranquilla.
[email protected]

Comentarios