*Son varias las familias que se encuentran en Neiva a la espera de que la UNP implemente las medidas de protección y seguridad.

Varios excombatientes y sus familias que desde hace varios días abandonaron el municipio de Algeciras se encuentran en la incertidumbre, luego de denunciar la difícil situación que enfrentan en materia de seguridad. Todos recibieron amenazas, razón por la cual abandonaron esta población.
Las personas amenazadas se desplazaron hasta la capital del Huila, en Neiva, para solicitar la ruta de atención inmediata debido a que salieron juntos a sus núcleos familiares. La mayoría están en el partido Farc y se encuentran en procesos de reincorporación; además, hacen parte de varios proyectos productivos que se adelanta en el municipio.
Ramiro Durán, delegado del partido de la  Farc en la Comisión de Seguimiento de Impulso y Verificación de la Implementación (CSIVI), indico que “es una situación de incertidumbre,  temor y zozobra, porque no cuentan con un asistencia digna en el municipio de Neiva. Aunque se ha brindado algo de solidaridad por la ARN, Alcaldía de Neiva, la preocupación de los compañero es permanente”.
Y es que esta situación viene afectando los proyectos productivos que se adelanta en esta población por parte de los excombatientes, que han tenido que salir del municipio y dejar abandonados los proyectos productivos que se adelantan.
Las familias de los excombatientes y líderes que acompañan este proceso se encuentran a la espera de que la Unidad Nacional de Protección (UNP), que depende del Ministerio del Interior, brinde medidas de protección urgente, precisó Durán.
Uno de los homicidios más recientes y que ha sido rechazado fue el de Esder Pineda Peña, de 48 años de edad, quien era un excombatiente de las Farc y que estaba en proceso de reincorporación y liderando un proyecto productivo en este municipio.
Sin embargo, Durán ha manifestado que “hay poca diligencia y eficiencia pese a las constates reuniones, acompañamientos, consejos de seguridad  y los compromisos establecidos. Se requiere de mayor acción para que no quede en el papel y se implementen medidas de protección”.
La mayoría de los excombatientes y sus familias se encuentran en Neiva viviendo en casa de familiares o conocidos, a la espera de que se les brinde mayor seguridad.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios