Medios internacionales pusieron al descubierto una nueva forma con la que personas inescrupulosas se están lucrando, en medio de la alerta mundial por cuenta del coronavirus.

El diario británico Daily Mail compartió unas imágenes donde unos sujetos lavaban cientos de tapabocas, después los planchaban para tuvieran una apariencia de nuevos y así poderlos vender nuevamente al norte de Bangkok.

En Tailandia las autoridades capturaron a seis personas. Una de ellas confirmó que al día podían revender entre 300 y 400 tapabocas que son de uso desechable.

Miles de máscaras fueron incautadas y llevadas a un departamento de salud local para una mayor investigación.

La OMS estima que serán necesarias 89 millones de mascarillas médicas por mes en todo el mundo, así como 76 millones de pares de guantes y 1,6 millones de lentes protectores.

En China, donde la epidemia emergió en diciembre pasado, la falta de equipos de protección en un comienzo provocó la contaminación de miles de médicos y enfermeras, y al menos una decena de decesos entre éstos.

En Francia, el presidente Emmanuel Macron anunció que el Estado está requisando “todas las existencias y la producción de mascarillas protectoras” para suministrárselas al personal médico y a personas afectadas por coronavirus.

Alemania y Rusia, prohibieron este miércoles la exportación de material médico de protección.

Italia, que no las produce, recibirá 800.000 mascarillas desde Sudáfrica en un par de días, pero necesita al menos unos diez millones más para enfrentar a la epidemia, según Luigi D’Angelo, jefe de la Oficina de urgencias de la Protección Civil.

El número infectados por COVID-19 en el mundo llegó a 93.108, de las cuales 3.201 fallecieron, en 81 países y territorios, según un balance de Agencia de noticias France Presse en base a fuentes oficiales este miércoles.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios