Filtraciones llevarían a pique los seis años de la obra del Megatanque

*El tanque más grande del mundo no se ha podido inaugurar.
En una visita, iniciativa del Diario La Libertad, efectuada en la mañana del martes por el senador Jorge Enrique Robledo en compañía del patólogo forense de estructuras, ingeniero Rodrigo Grass y el arquitecto César Martínez García, lograron evidenciar al menos seis filtraciones de agua en torno a la base de la estructura del Megatanque; filtraciones que dejan mucho que desear, cuando hay muestra de un tratado de curado que poco o nada han servido para corregir estas fallas, muestra de ello es el agua filtrada en el mismo.


Para el senador Robledo, las autoridades deben darle a la ciudadanía información suficiente sobre sus preocupaciones y la certeza de que esa obra no va a fallar por lo cual sostiene que hará derecho de petición.

La obra comenzó el 21 de mayo de 2014 con un costo inicial de más de 23 mil millones de pesos, estaba estimada a entregar en ocho meses, hoy, está a punto de cumplir 6 años el Megatanque considerado el más grande del mundo y continúa sin poderse inaugurar, en cambio, presenta irregularidades en su estructura que lo mantiene en este momento en la etapa de pruebas.
Hallazgos patológicos en las bases
Para el arquitecto César Martínez García, filtraciones y humedad que están vislumbrando un estancamiento de agua entre las paredes verticales metálicas la viga de cimentación del tanque, suman seis unidades de filtraciones en el perímetro circular del tanque, además de eso, hay vestigios de presencia de animales, teniendo en cuenta que las lesiones patológicas que reducen la vida útil de cualquier edificación son; las mecánicas, las químicas, físicas, vegetal y animal, queda demostrado que en este último punto, ya existen vestigios sobre presencia animal en esta imponente obra.
La lámina de agua de emposamiento, tiene una profundidad de una pulgada y están en algunos puntos de la base del megatanque, donde hay rastros de animales, comején entre otros elementos biológicos que por sus excrementos, se convierten en agentes químicos de deterioro para el concreto y obviamente para el metal con que está construido el megatanque, siendo altamente peligroso para una obra que aún no ha sido entregada, ni puesta en funcionamiento.
Comportamiento del terreno arcilloso
La misma formación de arcilla del sector Campo Alegre, se presenta en los terrenos donde está construido el tanque, explican los especialistas que las perdices son arcillas complicadas, su géneris, las cuales tienen un mal comportamiento, sobre todo cuando son expuestas a altas lluvias torrenciales o niveles de aguas lluvias importantes, donde están propensas a formaciones de cárcavas, sumado a la ausencia de protección en la ladera, donde solo se observa algún tipo de vegetación en la parte superior de la ladera, con la cual se previó proteger la membrana y que al día de hoy se ha secado, generando las formaciones de cárcavas.

«Todas estas fallas patológicas deben corregirse, teniendo en cuenta futuras lluvias torrenciales, desensibilicen la ladera y la estructura del tanque llegue a fallar o en el peor de los casos colapsar», puntualizó el ingeniero Grass.
A su vez, el arquitecto César Martínez dijo: «es impensable porque la masa de agua que tiene este megatanque es de 25 mil metros cúbicos de agua, lo que arrasarías con estas construcciones, sería una especie de tsunami, pues el efecto dinámico del agua, va aumentando la velocidad y la fuerza, lo que causaría un enorme daño a las construcciones»
Para los entendidos del tema, este tipo de obras se pueden mitigar, implementando la construcción de un dique, de unas obras de contención o canales de drenajes que mitiguen y el impacto en el terreno, conociendo su patología.

Explica el Arquitecto Martínez «El principio de contención de la ladera en una membrana, es el empravisado, es decir, de un elemento vegetal cuya capa varia entre 5 y 10 centímetros de profundidad. Para este caso, existe una arcilla expansiva con componentes químicos que al sufrir un lavado de las aguas diferenciales, procede un desplazamiento de la capa vegetal que obliga a que la vegetación tenga que profundizar sus raíces en busca de agua, generando unos empujes internos hacia abajo, provocando un desolador panorama de la vegetación muerta, lo que traduce en una falta de precaución a este tipo de comportamientos en terrenos como este.»

Fuertes vientos vs estructura
Por estas ubicado en un terreno elevado, esta expuesto a fuertes ráfagas de viento, que sumado a los hallazgos encontrados, convierten en un verdadero problema la estabilidad del mismo si no se toman correcciones a tiempo.
Con el funcionamiento de esta megaobra, se aspira poder tener cobertura a por lo menos 850 mil usuarios del suroccidente de Barranquilla, pero en realidad el riesgo inminente al no tomar los correctivos en esta magna obra de la ingeniería, podría desembocar en una tragedia de grades proporciones, donde el costo de vidas, la ponen los barranquilleros.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: