Por la compra de unos tiquetes, la Fiscalía citó a imputación de cargos a Esteban Ramos y a Alejandra González, hijo y nuera del exgobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos, así como al fiscal Jose Umbarila Rodríguez, quien llevaba el proceso en contra de los falsos testigos del exgobernador por parapolítica.
Cuando en el celular del abogado Leonardo Pinilla, salpicado en el cartel de la toga y quien representó al exgobernador, encuentran unas conversaciones con Esteban Ramos, hijo del exgobernador, en las cuales se envían fotos de un tiquete comprado a favor del fiscal Umbarila para noviembre de 2016 y con la ruta Pereira – Medellín.
Según las investigaciones de la Fiscalía, se descubrió que quien compró ese tiquete fue Esteban Ramos y que el objetivo fue que el fiscal asistiera a una audiencia de preacuerdo en Medellín, en la que el exparamilitar asesinado el año pasado Carlos Areiza aceptaba haber declarado falsamente en contra del exgobernador Ramos, vinculándolo con paramilitares.
Según los invetigadores, el fiscal Umbarila, sabiendo que lo que había hecho no estaba permitido por la ley porque no podía recibir tiquetes de familiares de procesados, radicó un oficio en la oficina de tiquetes del búnker de la Fiscalía diciendo que él había comprado el tiquete a Medellín. Lo cual, configuraría una falsedad.
Este jueves cuando se pretendía hacer la imputación, los abogados de Esteban Ramos plantearon un conflicto de competencias en contra del juez de garantías de Bogotá, argumentando que los hechos fueron en Medellín, por lo que la diligencia quedó aplazada hasta que la Corte Suprema de Justicia defina en qué ciudad debe hacerse.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: