Luego de terminado los carnavales de Barranquilla, inicia para el mundo católico y de otras confesiones, el Miércoles de Ceniza, un día de ayuno y oración.

Este día santo cristiano se celebra cuarenta días antes del Domingo de Ramos, día en que comienza la Semana Santa. La ceniza, cuya imposición constituye el rito característico de esta celebración litúrgica, se obtiene de la incineración de los ramos bendecidos en el Domingo de Ramos del año litúrgico anterior.

En Barranquilla la Cuaresma está precedida por el martes de Carnaval, último día de la fiesta del Rey Momo y la muerte de Joselito.

Los católicos barranquilleros visitarán hoy los templos para la imposición de las cenizas en la frente como signo de la caducidad de la condición humana; como signo penitencial ya usado desde el Antiguo Testamento, y como signo de conversión, que debe ser la nota dominante durante toda la Cuaresma.

Y después de la juerga de los 4 días de Carnaval los católicos practicantes, y aquellos que creen que pecando y rezando empatan, irán a la imposición de las cenizas como lo hacen año tras año.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios