Tres niños desaparecen por semana en Colombia: Medicina Legal

227

Medicina Legal, dentro de su más reciente informe, indica que un flagelo que afecta a niños y jóvenes menores de edad en el país.

Según las estadísticas de enero a septiembre del 2019 se reportaron 1.582 menores desaparecidos, de los cuales 91 tienen menos de 10 años. Según los expertos, estos casos generalmente están relacionados con actos delictivos.

“Hay muchas bandas criminales dedicadas a reclutar niños como forma de comercialización, explotación; son utilizados para la pornografía infantil y para la mendicidad, el trabajo”, dice Leonardo Rodríguez Cely, PhD en criminología de la Universidad Javeriana.

Hasta noviembre pasado, según cifras de Medicina Legal, en Colombia fueron reportadas como desaparecidas 6.003 personas, lo que indica que, en promedio, cada día se pierde el rastro de 18 individuos. En Bogotá, la zona del país que registra mayor número de casos (2.956), el panorama es desalentador: de ese total, 1.232 son menores. Esto quiere decir que de cada cinco desaparecidos en el país, al menos uno (el 20 %) es un niño o adolescente en la capital. ¿Bajo qué circunstancias ocurren los hechos? ¿En qué casos se trata de un menor que voluntariamente decide abandonar su hogar? ¿Qué factores los ponen en riesgo?

Las estadísticas señalan que, frente a todo 2017 —cuando se reportaron 1.189 menores desaparecidos en la capital—, entre enero y noviembre del año pasado hubo 43 casos más. Al revisar por edades, se evidencia que los más afectados son los adolescentes de 15 a 17 años, pues del total de desaparecidos, 625 tenían esa edad. Le siguen los pequeños entre 10 y 14 años, franja en la que hubo 545 reportes.

Aunque el dictamen de Medicina Legal señala que en 12 casos se evidenció desaparición forzada o aparente trata de personas, no deja de alarmar que en el 99,5 % de los casos (2.944) no hay información o pista alguna que permita esclarecer lo ocurrido.

Expertos de la ONG Humanium, entidad que trabaja para mitigar la violación de los derechos de los menores, señalan que estos casos tienen repercusiones negativas en ellos, debido a que pueden perder la capacidad de desarrollarse socialmente y de crear vínculos, al haberse sentido aislados. Esto sin tener en cuenta que puedan estar sometidos a algún tipo de abuso por parte de quienes están a su cargo.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios