Megaproyecto para Calamar

160

El progreso a Calamar le está llegando en forma paulatina, sin la gestión de sus líderes políticos, sino por su estratégica situación geográfica.
Hace 172 años, la tercera boca del Canal del Dique, que abrió el ingeniero hidráulico Mister
Totten, contó con el sistema de compuertas, pero la agresiva creciente de 1852 destruyó este sistema.
Hoy, la Nación con recursos públicos, y de crédito del Banco Mundial impulsa el Megaproyecto: recuperación ambiental del Canal del Dique, y rehabilitación de la Ciénagas comprendidas en la jurisdicción territorial del canal. El megaproyecto contempla la construcción de compuertas o esclusas, que tienen como objetivo atajar el sedimento (lodo) que contamina la Bahía de Cartagena, y dificulta la navegabilidad de este importante corredor fluvial; construcción de una torre inteligente de siete pisos desde donde se monitoreará el sistema. Elevación del puente para darle paso a embarcaciones de gran calado, y construcción de una alcabala que cobrará un peaje a los barcos que transiten por el canal. El costo total del megaproyecto es de 4.4 billones de pesos. Según la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), la licitación pública sería abierta en el primer semestre del 2020. El contrato de concesión será por el término de quince años. El megaproyecto será ejecutado por la Corporación Autónoma del Canal del Dique (Cardique).
el megaproyecto representa un repunte al progreso de Calamar: habrá ingresos tributarios para el Municipio, y trabajo para mucha gente. Al Sena le tocará la responsabilidad administrativa de recibir hojas de vida de aspirantes, y seleccionar mediante mérito el personal que va a trabajar en esta obra. El Alcalde, por su parte, deberá establecer un contrato con la empresa multinacional que gane la licitación, en donde se estipulen las prerrogativas sociales, económicas y culturales que recibirá el municipio de Calamar. En el pasado, el Municipio de Calamar, celebró contrato con la Andian y la empresa del ferrocarril. Ambas multinacionales se comprometieron en arreglo de calles, construcción de parques y canchas deportivas.
El estudio, diseño y presupuesto de esta magna obra fue hecho por una firma holandesa, bajo el gobierno de Juan Manuel Santos. El ínclito historiador Emmanuel Páez Llerena afirma que las obras que se implementarán en el canal serán superiores a las arcaicas obras del Canal de Panamá.
Dr. Alejandro Mario Arrázola Sagbini, Alcalde del Municipio de Calamar Bolívar, con el debido respeto aprovecho estas líneas para hacerle una propuesta novedosa que redundará en el desarrollo socio cultural de Calamar. Se trata de escoger el sector comercial entre carrera 1 y 2, y calles 19 hasta la 22, en donde se encuentra el Legado Arquitectónico Republicano, y hacer de este sector un sitio distinguido que reivindiqué su valor de interés cultural. Hacer del mercado público un edificio moderno, donde funcione biblioteca, museo, sala de cine, archivo histórico, etc. Todo esto implica trasladar el sector comercial hacia arriba.
Al nuevo espacio cultural concebido no ingresaran paolas, carromotos, carros. Ni se permitirán ventas estacionarias en el espacio público. Todo este sector estará iluminado con luces Led. En las calles habrá mesas cubiertas con manteles blancos de encajes, con parasoles, y ofertas culturales con grupos de danzas, teatro, muestras de pintura, artesanías y música folclórica. Las cornisas de los balcones serán adornadas con mariposas de percal. De las barandas penderán festones de enredaderas y flores de crisantemos y magnolias. En las puertas macetas de Jacintos y helechos. En los aleros de las casas colgaran coronas de guirnaldas tejidas con heliotropos. Será un espacio regio, de vistosa policromía que cautivará al turista.

Comentarios