Un satélite de la Agencia Espacial Europea captó las imágenes de la separación de un gigantesco iceberg, de cerca de 300 kilómetros cuadrados, del glaciar Pine Island, en la Antártida. El iceberg se rompió en múltiples bloques después de separarse, a principios de febrero. El hecho coincide con el reciente anuncio de la Organización Meteorológica Mundial de que una base de investigación ha registrado una temperatura de 18,3 grados en la Antártida, la mayor en el continente desde que se realizan mediciones, según informa Reuters. Los científicos alertan de que el calentamiento global está acelerando el derretimiento del Polo Sur.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios