El volcán Taal de Filipinas sigue activo después de que una gigantesca columna de cenizas y humo se hiciera visible días atrás en la capital, donde cientos de vuelos internacionales fueron cancelados por miedo a una inminente erupción.

Decenas de habitantes iniciaron la evacuación ante la alerta mientras otros aún se rehusan a salir de sus hogares cubiertos de una espesa capa de ceniza volcánica, que puede traer graves problemas respiratorios.

Fuente: @NoticieroHechos // Twitter

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: