En una de sus últimas decisiones del 2019, la Sala Penal del Tribunal Superior de Cartagena confirmó en segunda instancia la sentencia de 55 años de cárcel (660 meses) que les impusieron en marzo de ese mismo año por el crimen atroz de madre e hija en el corregimiento de Cascajal, Magangué, ocurrido el 11 de marzo de 2018, a Jesús Castillo Domínguez y Yovanis Jiménez Castilla.

Ambos sujetos fueron condenados el 29 de marzo del 2019 por el Juzgado Único Penal del Circuito de Magangué por los delitos de feminicidio agravado en concurso heterogéneo sucesivo con hurto calificado

La Sala Penal del Tribunal Superior de Cartagena consideró que con el doble homicidio de Luz Dary Jiménez y su hija María Camila Quesada Jiménez sucedió en un acto de discriminación de género, “quedando claro que hubo muestra de la dominación física históricamente ejercida sobre las mujeres”.

Luz Dary Jiménez y su hija María Camila Quesada Jiménez.

Los sentenciados, Yovanis Jiménez, de 25 años; y Jesús Castillo, de 19 y conocido con el alias de ‘el Campi’, son oriundos de Magangué.

Luz Dary Jiménez, de 49 años, era dueña de una tienda abarrotes junto a su casa, en el corregimiento de Cascajal.

El negocio lo atendía junto con su hija, de 15 años en ese entonces, María Camila Quesada Jiménez.

El 11 de marzo del 2018, según narración de la Fiscalía, los vecinos de las víctimas notaron esa mañana que las dos mujeres no abrieron la tienda de abarrotes ni escucharon la música que acostumbraban a poner desde temprano, así que alertaron a las autoridades.

Patrullas de la Policía llegaron al inmueble y encontraron en la parte trasera los cuerpos sin vida de Luz Dary Jiménez y de la menor.

De acuerdo con el reporte de la policía judicial, las mujeres fueron halladas desnudas, amordazadas y con signos de tortura.

Comenta aquí: