En una rueda de prensa ofrecida este jueves a los medios de comunicación, el comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, general Ricardo Alarcón Campos, se refirió al caso de la adolescente Angie Marcela Acosta Crespo, quien fue hallada muerta en el interior de una cava de icopor en un arroyo del barrio Las Malvinas, suroccidente de Barranquilla.

Sobre los hechos, Alarcón dijo que la inspección técnica del cadáver permitió establecer que la menor no sufrió ningún tipo de abuso sexual y aseguró que contrario a lo que en principio se había pensado, el cuerpo de la adolescente no había sido desmembrado.

Así mismo, dijo que las primeras pesquisas le permitieron establecer a la Policía que se trata de un crimen de tipo pasional.

“Es un crimen de tipo pasional que habría sido cometido por la pareja de la joven, a quien identificamos con el alias de ‘Mongui’, de 32 años, y de acuerdo a algunas investigaciones logramos establecer que esta persona logró esconderse en un sitio cercano al lugar de los hechos en horas de la madrugada”, expresó.

Alarcón anotó que tras su captura, se espera que esta misma tarde el presunto autor del crimen sea judicializado por el delito de feminicidio.

“De acuerdo a lo que nos han informado, el hombre era la pareja sentimental de la menor y ella convivía con esta persona. Parece que al interior de esta relación había violencia intrafamiliar”, agregó.

Sobre el hombre capturado, el alto oficial manifestó que es una persona dedicada al reciclaje y con problemas de consumo de sustancias alucinógenas.

“Todo apunta a que fue un crimen pasional”, indicó.

En el lugar de los hechos, la Policía encontró el cuerpo de la joven acompañado de un cable, con el que se presume la joven habría sido estrangulada.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: