El general Nicacio Martínez, excomandante del Ejército, le exigió a la revista Semana rectificar las acusaciones en su contra por las presuntas chuzadas ilegales.

Explicó el general a través de su abogado Jaime Granado que que salió de la fuerza por temas personales y, como su abogado, me consta. Así lo ratificó el ministro de Defensa y el presidente”, aseguró Granados.

También sostuvo el jurista que se ha tratado de unir ese retiro con unos supuestos hechos ilegales sobre los cuales no existe una sola prueba y en eso no tiene que ver el general. Sostuvo que él no conduce operaciones de inteligencia, por eso él solicita a la revista rectificación.

Continuó diciendo Granados que le van a exigir a la revista Semana que aporte si tiene pruebas, que corrija lo que no es cierto y ante las autoridades se demostrará la inocencia del general. Advirtió que son versiones anónimas y cobardes.

“El primer aspecto de la ratificación es por la afirmación del medio sobre el motivo de su retiro. Es absolutamente mentiroso que se haya retirado por las supuestas chuzadas que no sabemos si existen (…) Un medio tan serio como Semana no puede decir mentiras porque está en juego las instituciones y las personas”, manifestó.

El abogado además dijo que “hay que dejar la cacería de brujas”. Sostuvo que “en ningún Ejército del mundo es responsable el comandante por las actuaciones de todos los militares”.

“No existe responsabilidad del mando por supuestas omisiones, si es que sí hubo tal chuzadas. Suponiendo que sí, hay 5 niveles por encima, antes del comandante del Ejército”, agregó el abogado Granados.

Jaime Granados dijo finalmente que el escándalo de las presuntas chuzadas ilegales es una persecución contra el militar en retiro y el Centro Democrático.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: