Los trabajos a medias de la canalización de un arroyo en el corregimiento de San Juan de Tocagua, tienen atemorizados a los habitantes de esa zona debido a la temporada de lluvias que se avecinan y al sedimento que puedan arrastrar las aguas y pueda causar mortandad de peces en la laguna.

Pese a la denuncia realizada por esta casa editorial el 2 de octubre del año pasado, persiste la situación cuando la Administración departamental se dirigió al corregimiento en pro de una respuesta para sus habitantes ante su canalización a cargo de la contratista BAMA ingenierías, pero tan solo esa intervención demoró solo un mes y quedó la obra inconclusa, lo cual ha generado inconformidad y molestia para sus habitantes.

“Este proyecto inconcluso nos va a perjudicar porque va a afectar a la comunidad, el sedimento que arrastre va a parar a la laguna causando un daño irreparable porque todo el material removido terminará en este cuerpo de agua afectando los peces que repobló el ejecutivo, señaló Adolfo Machacón, concejal de Luruaco. Además, indico “he estado comunicándome con Bama Ingeniería SAS responsables de la obra, pero no responden las llamadas para informarle la situación”, indicó Machacón.Asimismo, los habitantes del sector aseguran que hace varios meses se encuentra la obra paralizada y no han visto más al ingeniero a cargo de la obra. Además, sienten temor de una posible inundación cuando llegue la temporada invernal por los gaviones, rocas y tierra que fueron removidas y se encuentran a la intemperie y estas terminen en la laguna causando la muerte de 5.000 mil alevinos que sembró la Alcaldia de Luruaco el pasado mes de diciembre. Generando un daño irreparable en la única fuente de subsistencia que tiene esta humilde población de Luruaco.

“ellos han dejado tirado el trabajo, ahora que comiencen las lluvias nos iremos a inundar por el poco de piedras y escombros que dejaron sobre el arroyo yendo a parar a la laguna matando a todo los pescados que echó la Alcaldía”, aseguró Alba González, residente del sector.

Según el concejal de esta población, esta obra tuvo una inversión de $700 millones, donde la Gobernación del Atlántico a través de la Subsecretaria de Atención y Prevención de Desastres en cabeza de Edinson Palmar, desarrollaría trabajos de mantenimiento, limpieza, adecuación de cauce y construcción de muros de contención en el municipio de Luruaco y los corregimientos de Arroyo de Piedra, Palmar de Candelaria y San Juan de Tocagua. concluyó.

Finalmente, los residentes de San Juan de Tocagua, le hacen un llamando a la Gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, para que reactiven la obra cuanto antes y no pase a ser una de tantas inconclusas que han llegado al corregimiento y solo quedan en el olvido.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: