Aspecto de la rueda de prensa de Sintramienergética, seccional la Jagua de Ibirico, realizada este miércoles en Barranquilla.

 

Los trabajadores de la empresa Consorcio Minero Unido, perteneciente al Grupo Prodeco, junto con los más de 3.000 empleados carboníferos del mencionado grupo, decidirán mediante votaciones si van a huelga o a un tribunal de arbitramento, ante no haber llegado a un acuerdo con la empresa sobre el pliego de peticiones que presentaron.

Luis Fernando Ramírez, presidente de Sintramienergética en la seccional la Jagua de Ibirico, dijo que presentaron a la empresa el pliego de peticiones desde el 19 de diciembre del año 2019 y el 14 de enero finalizaron la etapa de arreglo directo sin llegar a ningún acuerdo. “La empresa pretende que aceptemos todo lo que establece el pacto colectivo, no acepta lo propuesto en la convención colectiva donde los trabajadores buscamos mayores beneficios. Todos entenderán que el pacto colectivo son unos acuerdos que hacen los trabajadores impuestos por la empresa”, sostuvo el dirigente gremial.

Anotó que los trabajadores deberán votar libremente ir a la huelga o al tribunal, no obstante sostuvo que han vivido situaciones donde la empresa intimida a los trabajadores para que no voten. “Paran la operación, llaman a los trabajadores y les dan una lavada de cerebro para que los éstos no se acerquen a las mesas de votación a depositar su voto, qué es algo que debe ser libre y espontáneo, la decisión no tiene que ser orientada ni por el sindicato ni por la empresa”, anotó Ramírez.

Expresó que los trabajadores sindicalizados del Consorcio Minero Unido son 204 y en total el Consorcio cuenta con 691 trabajadores, de manera que para lograr el umbral tienen que votar más de 342 trabajadores, en este caso. Pero en general las votaciones se realizarán en Santa Marta y en las minas donde Prodeco tiene operaciones.

El presidente de Sintramienergética en La Jagua de Ibirico dijo que las peticiones que están haciendo van dirigidas básicamente al tema de salarios, de salud y de educación. Explicó que en el tema salarial la empresa siempre ha querido manejar el IPC o inflación más un incremento que ofrece, que este año es de 0,42, eso daría 4.2% de incremento salarial, cuando el gobierno fijó un aumento por encima de esa cifra.

“Nunca hemos logrado romper esa barrera salarial, además de eso como somos un grupo de trabajadores minoritarios, no tenemos los mismos beneficios de otros trabajadores, por eso también estamos pedimos igualdad y equidad en temas de salud, educación, vivienda, en temas de auxilio, de permisos, garantías sindicales, todo eso es marcado dentro de la proporcionalidad y dentro de la equidad que tienen los trabajadores del sector”, anotó Luis Fernando Ramírez.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios