El suicidio, una realidad latente en el Atlántico

129
Lisney Muñoz y Pablo Wilches Mercado, los dos adolescentes que se suicidaron en Galapa.

En el transcurso de una semana en Galapa se registraron 2 casos de suicidios en adolescentes. Se trata de Lisney Muñoz, una joven de tan solo 15 años de edad, que residía en el barrio La Esperanza de esa localidad, fue hallada al interior de su vivienda por familiares este martes en horas de la noche, los parientes la llevaron al hospital, donde llegó sin signos vitales según el parte médico.

También, es el caso del joven Pablo Wilches Mercado, de 18 años de edad, quien se quito la vida en el barrio Los Carruajes de Galapa, este viernes en horas de la noche.

Por otra parte, de manera continua en Barranquilla también se presentó una muerte suicida, una mujer identificada con el nombre de Yireth Carolina Calderón Vásquez, de 35 años, de nacionalidad venezolana, fue encontrada ahorcada en una de las habitaciones de un apartamento ubicado en la carrera 46 No. 82-140, del barrio Granadillo, al norte de la ciudad, donde laboraba como empleada doméstica.

Estos fatales acontecimientos ha sido de un gran impacto para el Atlántico y su Capital dejando muchos interrogantes en el aire ¿por qué lo hizo? ¿sus padres lo maltrataban? ¿tendría un desamor? ¿estaría siendo abusado (a)?, ¿tendría deudas?, este tipo de formulaciones son las primeras al escuchar estas series de muertes en niños, adolescentes y adultos.La causa como tal no respeta la edad, clase social, nacionalidad, solo ocurre.

Ante aberrante situación la Unidad Investiga del Diario La Libertad, se dirigió a Galapa, para indagar de cerca los suicidios en esta población.Distintas versiones de la comunidad alegaron que Lisney, que era una niña vivaz, carismática, alegre, que le gustaba pintar, modelar, con una personalidad dulce, sin trastornos mentales y aun así, no logran entender la decisión de la joven.Compañeros de su colegio Francisco de Paula Santander, manifestaron que se sienten destrozados con la perdida, ha sido insuperable considerar que tuviera razones suicidas cuando no tenia indicios de una personalidad con ese trastorno, el caso de Lisney ha dejado a más de uno intrigado. Los jóvenes aprovecharon la oportunidad del medio para hacer un llamado de atención inclinado a los padres de familia “si eres madre o padre procura estar pendiente de tus hijos, hay muchos jóvenes que tienen pensamientos negativos y la solución es dedicarle amor, ternura, llevarlo a sus lugares favoritos y decirle lo mucho que lo amas”, señalaron.

En el recorrido de la investigación, otras fuentes señalaron detalles sorpresivos y asombrosos. En el velorio de Lisney, su padrasto ingería licor, repetía canciones con un significado de amor a llanto corrido, y los presentes no entendían el porque de la escena.Como también hicieron mención que el “suicidio” de la niña puedo haber sido por el abuso de uno de sus parientes y por eso tomaría dicha terminación la joven, en la cual podría considerarse materia de evidencia un chat de Facebook donde sostiene una conversación con otra persona “dibujo para pasar el tiempo por que estoy pasando por una situación difícil y no quiero pensar en eso”, manifestó Lizney Muñoz, en su charla.

Una fuente muy cercana a La Libertad informó que, en el colegio Francisco de Paula Santander de Galapa, se tratan alrededor de 75 casos de niños y jóvenes con diagnostico de discapacidad mental psicosocial, entre los casos más comunes se encuentra el intento de suicidio.

¿Qué hay detrás de un suicidio?

Sin duda, se ha convertido en un tema debatible desde el punto de vista científico y social, puesto que las familias no logran esclarecer a ciencia cierta cuáles habrían sido las causas que llevan a un niño, joven o adulto a tomar la fatal determinación, a sabiendas que podría gozar -de aparentemente una vida sana acompañada de amigos y rodeada de actividades que bien podían ayudar a su crecimiento personal.

Más allá de los hechos y lo espeluznante de la realidad, lo que ha ocupado el foco de las autoridades es el análisis de por qué viene en aumento este tipo de muertes en el Atlántico y, sobre todo, en la población juvenil, ubicando al Atlántico en la lista de los departamentos con mayor indice de suicidios en Colombia durante los últimos años.

Recordemos que la tasa que registró el Atlántico en el año 2019, era en promedio a 60,7 casos por cada cien mil habitantes, aunque algunos municipios como Juan de Acosta, Ponedera, Puerto Colombia y Usiacurí, tienen una tasa de intentos de suicidio por encima de 100 casos por cada cien mil habitantes.Cifras reveladas durante el lanzamiento y socialización de la Política Nacional de Salud Mental y la Política Integral para la Prevención y Atención al Consumo de Sustancias Psicoactivas, del año anterior.

Este 2020, iniciando con el primer mes del año aun se desconocen cifras por parte de las autoridades de salud del Departamento como va el ascenso del flagelo.
La problemática es más grande de lo que se pueda imaginar, el Diario La Libertad consultó con expertos y autoridades garantes para conocer más causas y la conclusión de las muertes que se han venido presentando en los últimos años como tendencia.Mientras las estadísticas crecen, los especialistas se preguntan por qué y qué debe hacerse.

Expertos

Juan Ángel Isaac Llanos, es Medico especialista en psiquiatría clínica y forense y ex Director Nacional de Medicina Legal, explicó que, las razones del suicidio son múltiples existen las sociales, familiares, económicas, de enfermedades, entre otras. Usualmente se piensa que la depresión es una de las mayores causas y consultas a nivel mundial. Esta pronosticado que para el 2020 será la primera causa de consulta; lo que es decir, signos y síntomas consistentes en tristezas, adinamia, asociego, ideas negativas, pesimista, perdida del apetito, del sueño, la persona termina a veces saliendo de la realidad y comienza a pensar como morirse; luego se vende la idea de como morirse y dependiendo de la personalidad del individuo toma la decisión de comprar un soga, utilizar un arma de fuego, lanzarse al vacío y un sin fin de modalidades.Sin duda, seria una depresión severa y es necesario la hospitalización.

En los últimos 2 años las cifras se han disparado de tal manera que la Organización Mundial de la Salud (OMS), se encuentra muy preocupada y delegó a médicos psiquiatras para que se pudiera evitar el hecho a las personas y enseñarles que todo suicidio tiene reversa.

En el mundo se han registrado cifras por más de 800 mil personas muertas por suicidio.Anteriormente en una época este flagelo se presentaba en adultos maduros, ahora llama la atención adulto mayor y adolescente.“Lo que dicen las estadísticas y la literatura, es que son personas de baja tolerancia y tienen poca capacidad para aceptar una frustración y dependiendo de la personalidad toma una determinación”, aseveró el especialista en psiquiatría.

A su vez afirmó, la depresión no respeta clase social, si es verdad que se inclina la balanza hacia las personas con necesidades más apremiantes de escasos recursos;las carencias afectivas repercuten en los emocional y un individuo que tenga una depresión es posible niñez que su niñez y adolescencia haya incidido.

Isaac Llanos manifestó, las personas quieren acabar con su vida cuando se sienten decepcionados, pero es absurdo esa forma de pensar, ya que toda sintomatología siempre tiene un remedio.Con ayuda psicológica, psicoterapia, con medicamentos se reversa la depresión y desaparecen las ideas.“Cuando un amigo o vecino nota que la persona esta triste debe informarlo o invitarlo a presentar unos cambios significativos para su vida en como buscar ayuda espiritual mientras es enviado donde un profesional como psicólogo o psiquiatra”, consideró el profesional.

El medico invitó a la sociedad a dirigirse a un especialista “los suicidios nos tienen preocupados porque la cifras no logran disminuir, se debe visitar al psicólogo y psiquiatra para crecer como personas, también existen entidades para la restauración del ser humano como el centro terapéutico Reencontrarse que ofrece servicios en salud mental”, sostuvo.
Agregó, “el llamado es a tocar nuestras puertas, ya que nuestra obligación como medico y psiquiatra es poder ofrecer los servicios para poder ayudar.Toda idea de suicidio tiene solución para revertirla y dejar de sufrir de este flagelo de la enfermedad mental”.

Carmen Roncallo, promotora y defensora de la violencia y derechos humanos en los municipios del Atlántico, indicó, “atrás de estos casos hay un abuso, cuando una persona toma esta determinación no esta siendo tratada por la falta de atención en salud mental.En el municipio, no existe ruta de atención, se supone que si hay una cifra que se esta enviando a la comisaría de familia y hay unas alertas que se están presentando, inmediatamente las acciones deben ser rápida y no de esperar que ocurra el hecho lamentable. Estas situaciones requiere que la Administración y salud pública trabajen de manera mancomunada para concientizar a los jóvenes”, afirmó.

El Director del Icbf Atlántico, Benjamin Collante, enfatizó “no nos podemos hacer los de la vista gorda frente a ciertas conductas de los hijos, hay que enseñarlos y decirles las cosas que son aceptables y reprochables. La entidad esta actuando a través del programa Mi Familia con más de 180 profesionales que están presentes en el Departamento, con esta estrategia se busca promover la protección integral de niñas, niños y adolescentes, y contribuir a la prevención de violencia, negligencia o abusos en su contra”, informó Collante.

Por otra parte, el Alcalde de Galapa, Jose Fernando Vargas Muñoz, se pronunció ante los sucesos en su municipio, “es preocupante estos casos y no queremos que se vuelva en una tendencia la depresión, el silencio de muchos padres, la falta de comunicación se convierta en un día a día en el municipio. La idea es trabajar fuertemente y para eso estamos pensando con creatividad todos estos problemas, por ende la Secretaría de Salud y Comisaría estamos programando alternativas”, dijo Vargas.

“Se implementará tocarle la puerta a las familias como llamado para que abracen a sus hijos y tengan una comunicación más nutrida con sus padres”, apuntó el mandatario.
También “se fortalecerá el amor de familia en zonas donde hay incidencia, la sociedad a ignorado ese detalle y a eso se le va apuntar, es un trabajo articulado, en el cual todos debemos estar comprometidos.El llamado es a brindarle amor a los hijos y tomar en cuenta cada acción de ellos”, reiteró Vargas Muñoz.

En una recopilación de los hallazgos más espeluznantes en el Atlántico en materia de suicidio se registraron los siguientes:

*En el 2015 en el municipio de Palmar de Varela, una madre degolló a sus tres hijos de 3, 6 y 10 años. La mujer metió a los niños debajo de la cama y luego intentó suicidarse.

*Por otro lado, a plena luz del día, y ante una gran cantidad de transeúntes, un hombre decidió terminar con su vida; cometió el hecho en el barrio El Ferry del municipio de Soledad.Personas que pasaban por el lugar notaron que un sujeto yacía acostado al lado de una palmera. Al acercarse más evidenciaron que estaba sin vida y de su cuello se emanaba una gran cantidad de sangre.

*En el 2018, María Paulina Espinosa De la Espriella tomó la fatal decisión de suicidarse al lanzarse de la azotea del edificio Concorde, ubicado en la carrera 56 con calle 80, barrio El Golf de la capital del Atlántico.

Un obrero que estaba en una grúa de una edificación en construcción contigua, se percató que la mujer de 22 años de edad y dio aviso a los ingenieros de la obra, quienes llamaron a unos paramédicos que estaban cerca, quienes llegaron al sitio, pero ya era demasiado tarde, porque la mujer no respondió a la reanimación.

*En el 2019, en la calle 55A con carrera 10, barrio Ciudad Paraíso, Soledad.La adolescente Generis Paola Pacheco Ramos, de 15 años, tomó la fatal determinación de quitarse la vida después de sostener una discusión con su madre.

Entonces, definiríamos el suicidio de esta manera.El comportamiento suicida corresponde a el acto por el que una persona se provoca la muerte de forma intencional.Por lo general es consecuencia de la desesperación derivada o atribuible a una enfermedad física, una enfermedad mental como la depresión, el trastorno bipolar, la esquizofrenia o el trastorno limite de la personalidad el alcoholismo o el abuso de sustancias. No obstante, el más «importante» factor de riesgo individual es el antecedente de un intento de suicidio no consumado.A menudo influyen diversos factores estresantes como las dificultades financieras, los problemas en las relaciones interpersonales o el acoso psicológico.

Es competencia de las autoridades de salud establecer una hoja de ruta que permita combatir este flagelo en el Atlántico, hoy se ha extendido en los municipios del área Metropolitana, donde además a parte del suicidio se encuentra disparadas problemáticas como los homicidios.

El llamado es a los padres de familia y a las escuelas para que en conjunto detecten a tiempo este tipo de patología que pueden detectarse a tiempo en la población juvenil, en su comportamiento y modos de actuar e incluso en su rendimiento académico en las Instituciones.Padres de familia, amigo o vecino, no esta demás decir y recordar que, una persona con intenciones de suicidarse normalmente recurre a comportamientos extraños entre ellos alejarse de la realidad y acudir a la soledad.

Comentarios