Nicolas Petro dejó en ridículo a sus votantes

29

Con muestras de frustración y de rechazo, se pronunciaron miles de ciudadanos barranquilleros y atlanticences, los mismos que el pasado 27 de octubre depositaron su voto por Nicolás Petro Burgos, quien aspiró a la Gobernación del Atlántico, luego de conocer lo ocurrido en la sesión de la Asamblea departamental del pasado miércoles.

Resulta que en esa sesión de la Duma en la que se deliberaban importantes temas relacionados con el bienestar de los atlanticences, Nicolás Petro no respetando la asistencia en las barras de un numeroso grupo de seguidores suyos y en momentos en que tenía el uso de la palabra la diputada Lourdes López, en el marco de un importante debate relacionado con el polémico contrato de concesión realizado recientemente para el manejo de la E.S.E Cari, se quedó profundamente dormido ante la mirada atónita de los allí presentes.

Este fue un acto considerado de irresponsable y catalogado como un desaire para sus seguidores, quienes esperan una explicación del hijo del senador y excandidato a la presidencia Gustavo Petro Urrego, y en quien muchos sufragantes depositaron su voto de confianza el pasado debate electoral.

La actitud asumida por Nicolás Petro en su calidad de diputado de la Asamblea del Atlántico, ha sido considerada –no solo por sus copartidarios, sino por la ciudadanía en general– como una auténtica y clásica falta de respeto con la comunidad atlanticence.

Si bien es cierto que en épocas preelectorales un gran conglomerado de seguidores consideraron al ‘bisoño’ candidato Nicolás Petro, como una opción diferente para los comicios de octubre pasado, hoy se sienten frustrados por quien cifraron sus esperanzas de una excelente representación política en nuestro departamento.

“Nicolacito” –como suele llamarlo su progenitor el hoy senador Gustavo Petro–, manifestó que eso no volverá a pasar y que le da mucha pena con su padre –no con Barranquilla y el Atlántico–.

Entre tanto, lo que se comenta en los pasillos de la sede de la Asamblea es que el Atlántico necesita diputados que propendan por su desarrollo, no que pasen inadvertidos por esa corporación los proyectos sometidos a su consideración y en donde se ventilan a través de intensos debates y discusiones proyectos de significativa trascendencia, pero que lamentablemente a diputados como el hijo de Gustavo Petro no merecen la menor importancia, tal como quedó patentizado en la sesión del pasado miércoles cuando permaneció por un largo rato disfrutando de un “plácido” sueño con ”ronquido” incluido, mientras que los demás diputados asistentes sí permanecieron atentos a las deliberaciones de ese día.

Todos estos son hechos que nos llevan a la clara conclusión respecto a cuales son las razones por las que el denominado Progresismo de los Petro, entró en un incontenible declive rumbo al despeñadero, un aspecto que se patentiza en la poca capacidad de convocatoria que hoy en día se les observa de manera ostensible.
No sólo en la costa Atlántica sino a nivel nacional, algo que ha quedado patentizado en las ultimas intervenciones, en donde la apatía con relación a los llamados de los Petro en Barranquilla y el Atlántico se han convertido en verdaderos fracasos, precisamente porque ya la ciudadanía de bien de nuestra región no cree en sus planteamientos que se contraponen en forma protuberante a la idiosincrasia de los costeños, a lo que hay que agregar lo atinente a la curul ganada en la Asamblea del Atlántico, en la que no se siente representada la inmensa mayoría de los que depositaron su voto por Nicolás Petro, quien con su pobre accionar en la Duma Departamental desvirtuó notablemente su proyecto político esbozado en su pasada campaña cuando manifestó que “éste avanzaba de la mano de los consejos que recibe de su padre”, en el sentido de no dejar de luchar por sus objetivos, pero sin haber podido clarificar cuáles eran esos objetivos.

Un gran conglomerado de barranquilleros y atlanticenses, especialmente los que depositaron su voto por Nicolás Petro, han manifestado a LA LIBERTAD, su indignación por la actitud asumida por este diputado, hasta el punto que han considerado como una burla para nuestra ciudad, el bochornoso episodio protagonizado en el recinto de la Asamblea por el hijo de Gustavo Petro y lo conminan a que presente una explicación sobre las razones que lo indujeron a cometer este hecho que ridiculiza a todos los que votaron por él.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios