La imprudencia en esta temporada de fuertes brisas y oleaje, son un complemento fatal para aquellos turistas que retan al mar.

Momentos de angustia, pánico y terror, fueron los que vivieron varios turistas este miércoles en las playas de Buritaca, cuando varias personas por poco son arrastradas por la fuerza de las olas del mar.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios