Primera gran protesta del año, un sonido contra la violencia

4

La voz de los colombianos se alza una vez más este martes donde trabajadores, estudiantes, indígenas y activistas, nuevamente salen a las calles del país para realizar el cacerolazo en rechazo al asesinato de líderes sociales, al tema de las chuzadas ilegales y a la falta de oportunidades en diferentes zonas de Colombia, as{i como las políticas sociales de gobierno.

La protesta de este 21 de enero, la primera del año después de las masivas manifestaciones de noviembre y diciembre contra las medidas sociales y económicas del Gobierno de Iván Duque, fue convocada en esta ocasión por el Comité Nacional del Paro, bajo el lema “defensa de la vida”.

Diego Molano, director del Departamento Administrativo de la Presidencia, señaló, en diálogo con Mesa BLU, que la premisa del Gobierno ha sido y será la de buscar un diálogo nacional que permita dar solución a varias necesidades de los colombianos.

“La disposición todo el tiempo es de dialogar y buscar soluciones a todos los temas del pueblo colombiano (…) Se ha buscado escuchar y actuar. Queremos resolver las inquietudes sociales, pero el Estado no se negocia”, manifestó Molano.

El funcionario insistió en la necesidad de marchar pacíficamente y evitar las vías de hecho, la violencia y el vandalismo. Precisó, además, que el Gobierno no permitirá que las protestas terminen afectando la movilidad y el trabajo de los colombianos.

“Queremos ayudar a resolver las angustias y las preocupaciones sociales que tiene el pueblo colombiano, pero lo que no se puede permitir es que la protesta se convierta en una costumbre que no sea propositiva y que afecte la vida de los demás”, Puntualizó.

Fuente: Blu Radio

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios