Por más educación y más cultura

6

Es bien sabido por toda la humanidad, que el fin y razón de  la Educación tiene como objetivo principal, que se den los cimientos a todos y cada uno de los de los niños y jóvenes  del mundo, del  planeta, y que estos cimientos, sean los soportes de la humanidad, de los Estados, de las Organizaciones Internacionales y del futuro humano.

Estos cimientos deben basarse en una concepción filosófica pragmática, que lleve a la juventud a través de la experiencia y la investigación, a tomar conciencia de su realidad y, a prepararse para vivir la vida y construir el futuro: la concepción filosófica une el potencial de la experiencia al potencial de la juventud.

La Educación da los cimientos para cubrir las necesidades humanas, sociales, familiares y personales;  da los  cimientos  para cubrir las necesidades de alimento, vivienda, salud, techo, recreación, vivencia, comprensión y proyección socio–natural; debe dar los cimientos para garantizar un ser recto, una sociedad recta, con principios y sensibilidad, con libertad y unidad: Consciente y Racional. En otras palabras, en manos de la Educación, está el presente y el futuro humano,  de lo cual se deduce, ante la anarquía humana, que es necesario e imprescindible Construir una Cultura – Común  – Global –  Humana, que direccione la humanidad, al futuro. Esta es la tarea sublime de los Padres y Docentes, en razón a que la cultura humana, vigente y sus frutos, nos permiten apreciar cuál será  el camino a seguir, por los días que le quedan a esta generación y las venideras, en caso de no darse la corrección. La Educación, tiene gran incidencia en la marcha humana; en la realización personal; en la estabilidad y bienestar tanto social, como mundial; tiene incidencia en los Estados, en la proyección humana,  en la evolución genética. Con una Educación, como resultante de una nueva cultura, formaremos seres que se interrelacionen con la sociedad, la naturaleza, y la civilización a través de la acción y el trabajo; seres que se guíen y proyecten por el conocimiento de los fenómenos humano – naturales – de la civilización: Racionales.

Construir un nuevo diseño cultural humano, sería el primer paso para que la Educación se exprese en este contexto. ¿Sin ese diseño cultural, cuál es la función actual de la Educación?.

¿Sobre qué elementos estructurales y determinativos, se requiere soportar la Educación?: Maestros – Filósofos,  a la dirección: del Mundo, del Estado, de la Educación. Se es Maestro cuando se dispone de una amplia experiencia e interrelación dialéctica; multifacética, multidimensional, y profunda. Ideales y Necesidades comunes humanos, para así imprimir una direccionalidad común, a toda la actividad y el trabajo humano, que a la vez arroje unidad global, dándose como resultado la unidad – solución, al gravísimo problema humano: dispersión mental y de acción: unidad y libertad; unidad e intereses, conforman unidad de contrarios complementarios.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios