La movilidad es un factor clave para la productividad y la competitividad de cualquier ciudad del mundo, ya que esta brinda las condiciones necesarias con las cuales empresarios y ciudadanos pueden llevar a cabo su actividad optimizando recursos como también tiempo y dinero.
Igualmente la movilidad es un instrumento de inclusión social, porque hace posible la integración de un amplio grupo de la población a mejor calidad de vida.
En ese sentido, la Administración Distrital de Barranquilla, a través de la Secretaría de Movilidad ha venido haciendo todos los esfuerzos necesarios en torno a lo que se pudiera llamar un ‘Acuerdo por la Movilidad’, que consiste en poner en práctica iniciativas que aporten las herramientas de control para la ciudad en materia de transporte público mediante la concertación de una agenda de trabajo con las empresas de transporte urbano.
Este ‘Acuerdo por la Movilidad’, que se está proponiendo serviría para definir los indicadores que le hagan un seguimiento permanente a la movilidad en Barranquilla en materia de transporte público, estacionamientos y vehículos particulares. Igualmente dentro de este acuerdo se debe tener en cuenta la longitud, porque en el mismo se deben tener en cuenta las necesidades y dificultades que en este sentido se presentan en muchos lugares nuestra capital.
Para lograr esto se hace necesario que se adelante una reforma a la reglamentación que rige el transporte público para que así la Administración encuentre las herramientas que se necesitan con el fin de que las empresas prestadoras de este servicio cumplan con una serie de requisitos en beneficio de los usuarios.
Dentro de estas herramientas se hace necesario que las empresas de transporte cuenten con conductores capacitados y responsables con las autoridades y los usuarios, bajo la permanente vigilancia de la respectiva empresa y desde luego de las autoridades de tránsito. Siempre lo hemos dicho, la movilidad de Barranquilla es un problema de todos porque los habitantes en general deban comprometerse en la correcta aplicación de las herramientas que sobre este tema permitan adelantar reformas a los mecanismos de control y vigilancia, dotando de esta manera a las autoridades de transporte con elementos que les permitan lograr una acción más eficaz y alcanzar las metas propuestas.
El Acuerdo por la Movilidad que proponemos deberá adoptar medidas precautelativas para los infractores, que aplicarían para los casos en que se compruebe que existe riesgo para la seguridad de los usuarios.
La formulación de estas propuestas para el mejoramiento de las condiciones de la movilidad es fundamental para que Barranquilla logre consolidarse como una ciudad con mejor calidad de vida para sus habitantes y como una ciudad más atractiva para la actividad económica y para el turismo, tema en el que poco se ha trabajado en nuestra urbe, pero que bajo las actuales condiciones no podrá tener un fácil arranque.

Comentarios