Enfermera habría sido asesinada a manos de un policía en Neiva

*Esmeralda Marín Hernández presentaba heridas en su cuello y tenía fracturada la mandíbula.

Luego de las dudas por las circunstancias de la muerte de Esmeralda Marín Hernández, de 33 años, y de la que se decía se trataría de un suicidio, se conoció por parte de Medicina Legal que fue homicidio, al parecer ocasionado por un policía que sería su pareja sentimental.

Este nuevo elemento podría conllevar a que la muerte de la mujer se constituya en un caso de feminicidio. El cuerpo de Esmeralda, que se desempañaba como enfermera, fue hallado pendiendo de una cuerda y sus manos esposadas, hecho que generó dudas debido a que inicialmente se hablaba de que se habría quitado la vida.

A su turno, el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses reveló los resultados de la necropsia que se convierten en pruebas claves para la investigación adelantada por las autoridades.

El hecho habría ocurrido el 9 de diciembre en el barrio Gualanday en Neiva. La víctima presentaba cuatro heridas en su cuello, de las cuales dos habrían sido ocasionadas antes del fallecimiento, además de una fractura en la mandíbula, al parecer provocada por un golpe. 

Las autoridades mantenían, desde el inició, las dudas frente a la hipótesis del suicidio, debido a que la escena estaba perfectamente elaborada y no era creíble.

La cuerda colgaba de un tubo de aluminio donde se encontraba una cortina, que por las características posiblemente no podía haber soportado los 57 kilos que pesaba Marín Hernández. 

Ante este hecho, el principal sospechoso es su compañero sentimental, Héctor Joel Perdomo, quien sería un policía activo.

Según se señala, es al parecer una persona agresiva, compulsiva y con una obsesión por la mujer, que lo llevaba en muchas ocasiones a negarse a terminar la relación con ella.

Organizaciones de mujeres en el Huila han rechazado este crimen y piden justicia para evitar que quede en la impunidad.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios