Denuncian a presidente de la Asamblea del Magdalena de violar a una funcionaria de la Alcaldía de Ciénaga

15

Un hecho aberrante sacude a la opinión pública del departamento del Magdalena ante la denuncia de violación de que fue víctima una funcionaria de la Alcaldía de Ciénaga por parte del actual presidente de la Asamblea del Magdalena, Julio Alzamora.

Los hechos se presentaron en una finca en Ciénaga, Magdalena, donde se acordó con los funcionarios de la oficina celebrar el cumpleaños de una de las empleadas de más antigüedad en la Alcaldía.

Cuenta la víctima que ella no estaba acostumbrada a consumir alcohol, pero ese día lo hizo. Empezó a tomar por una presión de su jefe, el secretario de gobierno de la alcaldía de Ciénaga. “Pensé que por estar con mis compañeros de trabajo estaba en un ambiente seguro, pero no fue así”.

Llegó un momento, según cuenta la víctima, que paró de tomar porque se sentía ebria, y es en ese momento cuando entra en escena el presidente de la Asamblea Julio Alzamora y abusa sexualmente de ella.

La ultrajada considera que recibió un fuerte golpe en la cabeza porque le dolía cuando despertó. Es posible que hubiese perdido la conciencia por un instante, que fue cuando sus compañeros, según relataron después, la accedió carnalmente contra su voluntad consciente.

“Recuerdo que forcejeé con él y haberle dicho que ‘no’, pero él fue muy insistente y sé que por las marcas en mis manos o los mordiscos en mi cara él me forzó”, cuenta el testimonio.

Algunos compañeros intentaron ingresar a la sala de la finca, que tenía paredes de vidrio, por donde se veía que Julio Alzamora estaba teniendo relaciones con ella, aunque la mujer parecía inconsciente.

Posterior a eso, la mujer narra que recuerda que despertó, ya en un cuarto, por los gritos de su compañera Lorena contra el entonces secretario de gobierno de Ciénaga, a quien su propio hermano, Osmar, señalan de impedir el paso a la sala asegurando que estaban teniendo relaciones sexuales por ser un asunto personal, aunque hoy su víctima lo denuncia como una violación.

Ella decidió denunciar, sin embargo, varios de sus compañeros le dijeron que pensara en el futuro político de Julio Alzamora.

“Todos prefirieron quedarse a ver por morbo, todos se dieron cuenta de que yo no estaba en capacidad de defenderme. No es justo que todos se hayan ido y me dejaran tirada”, reveló.

Finalmente, la denunciante de violación dice que ha quedado con trauma psicológico después de verlo en las calles de Ciénaga y ahora más, cuando el hombre llegó a la presidencia de la Asamblea del Magdalena.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios